La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha dejado claro al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que los países de la Unión Europea no trasladarán sus embajadas a Jerusalén como ha decidido hacer Estados Unidos para reconocerle como capital de Israel pero ha insistido en que trabajarán con Washington y otros socios para tratar de relanzar las negociaciones de paz y avanzar en la solución de dos Estados.

“Sé que el primer ministro Netanyahu mencionó varias veces que espera que otros sigan la decisión del presidente Trump de trasladar la embajada a Jerusalén. Esta expectación se la puede guardar para otros porque por parte de los Estados miembro de la UE este traslado no se dará”, ha dicho tajante Mogherini en rueda de prensa tras el desayuno informal que han mantenido los ministros de Exteriores de la UE con Netanyahu.

Los Veintiocho han trasladado a Netanyahu que lograr “una paz duradera” entre israelíes y palestinos “sigue siendo una prioridad para la Unión Europea”, que mantiene una “posición muy unida, consolidada” a favor de “la única solución realista” posible al conflicto israelo-palestino basada en “los dos Estados, con Jerusalén como capital de ambos”, ha explicado Mogherini.

“La UE y sus Estados miembro seguirán respetando el consenso internacional sobre Jerusalén hasta que el estatus final de la Ciudad Santa se haya resuelto mediante negociaciones directas entre las partes. Esto fue un mensaje claro y unido de todos”, ha remachado la jefa de la diplomacia europea.

“Intentaremos ayudar a buscar soluciones evitando un vacío peligroso que sólo podría reforzar posiciones radicales o extremistas, que es algo que no queremos ver, ni en la región ni en ninguna otra parte”, ha avisado Mogherini, que ha insistido en que para el bloque tras la decisión unilateral de EEUU sobre Jerusalén se necesita “una implicación más fuerte incluso para la paz con las partes y socios internacionales y regionales”.

Eso sí, a pesar del descuerdo del bloque europeos con la decisión unilateral de Estados Unidos sobre Jerusalén, un paso que “puede abrir más el espacio para las fuerzas radicales en ambos bandos y en la región”, un desarrollo que nadie quiere ver, Mogherini ha dejado claro que no podrá haber ninguna iniciativa de paz sin la implicación de Estados Unidos y que la UE no discute ninguna iniciativa propia para relanzar el proceso de paz, sino que seguirá trabajando con sus socios del Cuarteto para la Paz -que integra EEUU, Rusia, Naciones Unidos y la UE–, un formato que, ha insistido, cabría la posibilidad de ampliar a países clave como Jordania y Egipto pero también otros como Noruega.

“No queremos ver a una Administración estadounidense desacreditada en lo que se refiere a las negociaciones en Oriente Próximo. Queremos seguir trabajando, dentro del Cuarteto, con Estados Unidos, Rusia, y Naciones Unidas y queremos posiblemente ampliar este formato”, ha explicado.

Mogherini ha justificado no aislar a Washington ante la evidencia de que “no hay iniciativa de paz ni intento de relanzar las discusiones de paz entre israelíes y palestinos que pueda ocurrir sin la implicación de EEUU”.

“Pero tampoco la parte estadounidense puede hacerse la ilusión de que una iniciativa de EEUU por sí sola tendrá éxito. Hay necesidad de un marco internacional y regional para acompañar el inicio, esperamos Inshallah, de las negociaciones, que parecen muy lejos por ahora”, ha remachado.

La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro que “para relanzar las negociaciones hay que definir el horizonte y el marco“. “Parece que ambos todavía deben de determinarse”, ha dicho, en alusión a la falta de concreción de las propuestas de Estados Unidos para relanzar el proceso de paz.

“No trabajamos en una iniciativa específica de la UE. Tampoco tenemos la actitud simplemente de esperar a Godot. Trabajamos activamente con nuestros socios, incluido Estados Unidos, actores en la región, en un horizonte claro, que son los dos Estados y un marco claro de negociaciones directas y un marco internacional y regional para acompañar esto”, ha remachado. “No buscamos multiplicar las iniciativas”, ha justificado.

Al ser preguntada por la petición de Netanyahu para que los europeos ayuden a contener a Irán en la frontera con Siria, Mogherini ha asegurado que se ha hablado “brevemente” de la cuestión porque el asunto principal que han abordado en el encuentro de “casi dos horas” ha sido la situación en Jerusalén y las perspectivas del proceso de paz, aunque ha insistido en que la UE apuesta por una solución negociada a la crisis siria y ha rechazado la división del país “en áreas de influencia”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.