Los investigadores de la UCO trabajan ya sobre un primer listado en busca de posibles antecedentes de José Enrique Abuín, autor confeso de la muerte de Diana Quer. Según informan a este periódico responsables del caso, la Guardia Civil ha recopilado cerca de 400 casos de agresiones sexuales y 70 denuncias de detenciones ilegales (raptos) sin autor conocido que van a ser analizadas. Todas están comprendidas entre el año 2005 hasta la actualidad y ubicadas en un límite geográfico que las autoridades han considerado de interés.

“Es ilógico que desde el 2005 hasta el 2016 no haya hecho nada de tipo sexual”, dice un mando implicado desde el principio en la investigación sobre Diana Quer. Además de sus antecedentes en el trapicheo de droga, al citar el año 2005, este responsable de la Guardia Civil se refiere a la denuncia por violación, presentada por la hermana gemela de la esposa de El Chicle. Según esa denuncia -que finalmente fue archivada-, Abuín iba con su coche cuando la vio en una parada de autobús.

Tras preguntarle dónde iba, se ofreció a llevarla. Pero en lugar de eso, Abuín se desvió hacia el monte y la violó en una zona recreativa junto a una ermita, siempre según la denuncia de la mujer. La Guardia Civil ya ha calculado los límites de la prescripción de este caso y la posibilidad de reactivar aquella denuncia, según informan las mismas fuentes.

Características a estudiar

Advierten los investigadores que el listado de 400 denuncias de agresiones sexuales y 70 detenciones ilegales se analizará atendiendo al modus operandi de El Chicle. Se descartarán por tanto todos aquellos casos que no encajan con su forma de actuar. Estudiarán especialmente aquellas denuncias en las que haya sólo una víctima, que sea de edad joven y con un solo autor. Estas características han llevado, por ejemplo, a descartar la autoría de Abuín en la desaparición de una septuagenaria en la zona en 2015.

También prestarán atención las acciones con coche. En la denuncia por violación de 2005, El Chicle iba en un vehículo así como el 22 de agosto de 2016, cuando desapareció Diana Quer. El mismo procedimiento llevó a cabo en Boiro el 24 de diciembre cuando intentó sin éxito introducir a otra chica en el maletero de su coche, lo que precipitó su detención.

Fuentes de la investigación aseguran que también se prestará especial atención a los casos en los que también haya mediado un robo con fuerza ya que el asalto de Boiro se inició como un intento de sustraer el móvil a la chica. El Chicle trató después de hacer pasar este hecho como una broma.  

Miles de agresiones al año

Se analizará cada caso. En la UCO no se asombran por el elevado número de denuncias presentadas por agresiones sexuales y detenciones ilegales. En las estadísticas con las que cuenta el Ministerio del Interior consta que en 2016 se registraron en España 1.249 agresiones sexuales con penetración y más de 8.600 sin ella. En ocho años suman 11.675 violaciones y 63.539 agresiones sexuales diversas, según datos recogidos por Europa Press.

Tampoco es la primera vez que los investigadores del caso se afanan en filtrar datos. Según anunció el jefe de la UCO en rueda de prensa el pasado martes, la Guardia Civil estudió cerca de dos millones de datos telefónicos, lo que obligó a diseñar un programa específico para ello. Por su parte, a lo largo de estas pesquisas, el Instituto Armado llegó a tomar declaración a varios cientos de testigos en busca de alguna pista sobre el paradero de Diana Quer.  

La actualidad al minuto en tu email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.