La senadora del Partido Popular Pilar Barreiro ha declarado este lunes durante una hora y media en calidad de imputada por pagos a la trama Púnica con dinero público que fueron destinados presuntamente a mejorar su reputación en Internet. Según su abogado, José Pardo, Barreiro ha explicado que los pagos investigados responden verdaderamente a trabajos de publicidad de la ciudad de Cartagena, de la que Barreiro era alcaldesa, y que otros de la Consejería que encabezó los iba a pagar el partido, pero que nunca llegaron a culminarse. 

“Ha ido muy bien, como debe ser, y lo único que le tengo que decir a los medios es que estamos igual que con (el caso) Nueva Cartago; mi cliente venía condenada, confesa, y el Supremo, con muy buen criterio, archivó el caso. Si miran ustedes la hemeroteca verán lo mismo, supongo que pasará lo mismo y archivarán también y lo que sí les pediría es que la pidieran perdón”, ha dicho el letrado a los medios. Barreiro ha aprovechado la comparecencia del letrado para salir apresuradamente del Supremo sin hacer declaraciones. 

Barreiro se enfrenta a cinco delitos de corrupción por pagar con dinero público presuntamente una campaña para mitigar en Internet el impacto de un caso de corrupción urbanística que finalmente fue archivado, el citado caso Nueva Cartago. Los indicios contra la exalcaldesa de Cartagena afloraron en el marco del caso Púnica, que instruía en la Audiencia Nacional el juez Eloy Velasco. Ahora, la senadora se enfrenta a la acusación por los delitos de  fraude, falsificación de documentos, prevaricación, malversación y cohecho.

El letrado ha sido preguntado por la exigencia de Ciudadanos de que Barreiro abandone su cargo de senadora para apoyar los presupuestos regionales. “Me parece una locura de país”, ha dicho su abogado al ser preguntado por esta cuestión. 

El letrado Pardo ha calificado de “invención” la investigación de la UCO, unidad de la Guardia Civil de la que ha dicho que prefería “no hablar”. Al ser insistido por las conclusiones de la Fiscalía Anticorrupción y el juez Eloy Velasco, asumidas por el Supremo, el abogado se ha remitido a la “lógica aristotélica” y han insistido en que todos se equivocan. “Son erróneas”, ha añadido. 

Investigada junto a Pedro Antonio Sánchez

El hilo para llegar a Barreiro fueron dos conseguidores de la trama, el experto en redes sociales Alejandro de Pedro y el amigo de éste y quien también fuera alcalde de Cartagena por el PSOE, José Antonio Alonso. Éste último puso a Pilar Barreiro en contacto con De Pedro en 2014. El expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez está procesado en el marco de la misma investigación en el Tribunal Superior de Justicia de la Región.

Con dinero del Ayuntamiento de Cartagena, la alcaldesa pagó a una de sus empresas para poner en marcha un periódico digital de un solo empleado dedicado a difundir noticias positivas que se posicionaran en los buscadores antes de las que hablaban de su supuesta implicación en el caso de corrupción.

Ya siendo consejera, Barreiro habría repetido la operación con los mismos protagonistas pero esta vez con dinero de la Región de Murcia. En ambos casos, los contratos se camuflaban como servicios a las distintas administraciones, según concluyó de forma indiciaria el juez Velasco. En total, 4.840 euros euros.

Respecto al desvío de fondos del Ayuntamiento existen correos electrónicos en la causa que acreditan que Barreiro conocía la existencia del falso diario digital y su verdadero propósito, a pesar de que los pagos se hicieron como “campaña de publicidad turismo de Cartagena”.

Los fondos de la Comunidad Autónoma se camuflaban como contrato de “formación”. Según Velasco, Barreiro habría  intervenido directamente en el diseño del plan que ocasionaría un perjuicio económico a la Administración autonómica contando con la anuencia de su personal de confianza en el Ayuntamiento, Francisco Ferreño y María del Mar Conesa, quienes pese a no haber compartido alguna de las decisiones personales de su jefa, la apoyaron y encubrieron enmascarando el procedimiento para la obtención de fondos del presupuesto de educación.

La declaración de Barreiro es parte de la instrucción de la causa en el Tribunal Supremo. Cuando la jueza Ferrer considere que se han practicado las diligencias necesarias, archivará o procederá a la petición del suplicatorio para procesar a la senadora si considera que se dan los indicios suficientes. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.