El jefe de Estado italiano, Sergio Mattarella, encargó este miércoles a la presidenta del Senado y miembro del partido Forza Italia, Maria Elisabetta Alberti Casellati, un mandato exploratorio para actuar como mediadora y ver si puede formarse un Gobierno con la coalición de derechas y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), que hasta ahora no han alcanzado ningún acuerdo. La primera presidenta del Senado, muy cercana a Berlusconi durante toda su trayectoria política, Tendrá que informar el próximo viernes sobre los resultados obtenidos.

La presidenta del Senado se concentrará sólo en verificar si las dos fuerzas políticas que obtuvieron más votos en las elecciones del pasado 4 de marzo pueden formar Gobierno. Alberti Casellat aceptó el encargo y agradeció “la confianza” del jefe del Estado.

El jefe del Estado ha querido así, por el momento, concentrarse en las dos fuerzas políticas que hasta ahora no han conseguido llegar a acuerdos ante los vetos cruzados que se han impuesto a la hora de formar un Gobierno.

El M5S no quiere negociar con Forza Italia, de Silvio Berlusconi, en la coalición de derechas; Forza Italia rechazaba en principio cualquier contacto con los “grillini” y la Liga Norte veta cualquier Gobierno con el Partido Demócrata (PD).

La presidenta del Senadoiene sobre todo la labor de intentar convencer al líder del M5S, Luigi Di Maio, de entrar en un Gobierno con Forza Italia.

Pero Di Maio, el primero de los líderes políticos italianos que se reunió con Alberti Casellati tras el encargo, insistió en que su partido, el más votado en solitario durante los comicios del 4 de marzo, “solo” está dispuesto a gobernar con la Liga Norte, la formación más votada de la coalición de derechas.

“Debe tomar una decisión y (hacerlo) esta semana porque el país no puede esperar”, dijo Di Maio en alusión a Matteo Salvini, el líder de Liga Norte (LN), quien no está previsto que acuda a las consultas con Alberti Casellati en el Senado.

Di Maio, candidato de su partido a la jefatura del Gobierno, insistió en que espera de Salvini “una respuesta definitiva esta semana” y le recordó que un acuerdo con el M5S “permitirá realizar su programa electoral”.

Salvini, que está en Catania (Sicilia, sur) respondió a Di Maio en declaraciones a los medios italianos y dijo que el líder del M5S y el de Forza Italia, Silvio Berlusconi, deben “dejar de decirse no”. Agregó que Di Maio debería manifestar si está dispuesto a “dar un paso al lado” y decir que renuncia a imponer la condición de convertirse en el próximo jefe del Gobierno.

Por su parte, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, rechazó hoy tras reunirse esta tarde con Alberti Casellati haber impuesto “vetos” al Movimiento 5 Estrellas) en relación con las negociaciones de las últimas semanas para la formación de Gobierno. Defendió, además, que sea la coalición de derechas la que designe un candidato a primer ministro.

Después de reunirse con el líder del M5S la presidenta del Senado se encontró con Giancarlo Giorgetti, jefe del grupo parlamentario de LN, quien declaró a los medios que “si estos vetos (entre el M5S y Forza Italia) caen en las próximas horas nosotros estamos dispuestos a un gobierno a principios de la semana próxima”.

”Hemos declarado, lo decimos desde hace semanas, estamos listos para participar en un Gobierno que ha sido decidido por los italianos premiando al centroderecha y a la coalición y al M5S como primer partido”, agregó Giorgetti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.