Mark Zuckerberg vivió ayer martes el momento más crítico de su carrera. El fundador de Facebook se enfretó a las duras preguntas de los congresistas estadounidenses en su esperada comparecencia en ante Senado para dar explicaciones sobre la vulneración de la privacidad de decenas de millones de usuarios de la red social.

Uno de los momentos más tensos de la sesión ocurrió cuando el senador demócrata Dick Durbin de Illinois trató de plantear la cuestión en términos que Zuckerberg pudiera entender. “¿Usted se sentiría cómodo al compartir con nosotros el nombre del hotel donde se alojó anoche?”. Ante esta pregunta, un visíblemente incómodo Zuckerberg titubea antes de contestar “Um… no”. Una respuesta que provocó las risas del público.

Posteriormente el congresista le pregunta si estaría dispuesto a compartir los nombres de las personas con las que ha estado intercambiando mensajes en los últimos días, a lo que el fundador de Facebook también responde negativamente.

”Creo que todo esto se trata de eso”, explica Durbin. “Su derecho a la privacidad. Los límites de su derecho a la privacidad y cuánto revelas en la América moderna en nombre de una cita, ‘Conectando a personas alrededor del mundo’”, dice el congresista en referencia al conocido lema de Facebook.

Deja un comentario