La Policía pide que deje de circular por las redes el vídeo de Christchurch

[ad_1]

La Policía de Nueva Zelanda ha comenzado ya las operaciones para eliminar de las redes sociales el presunto vídeo que recoge la matanza de al menos 41 personas en la mezquita Al Nur de la localidad neozelandesa de Christchurch, uno de los dos asaltos de un atentado terrorista que ha dejado otros siete muertos en otra mezquita de la localidad, más otro fallecido en el hospital, hasta completar un total provisional de 49 fallecidos.

El vídeo, de 17 minutos de duración y en primera persona, muestra a un individuo armado que comienza a abrir fuego indiscriminado contra un grupo de fieles en la mezquita. La compañía Facebook ha asegurado que ha borrado por orden policial las cuentas del presunto autor del vídeo tanto en Facebook como en Instagram.

Tanto la Policía como la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, han pedido a los usuarios de Internet y a los medios de comunicación que dejen de difundir el vídeo, “para no perpetuar, ni oxigenar, este acto de violencia y el mensaje que entraña”.

En las imágenes, un hombre aparece conduciendo un vehículo — con música nacionalista serbia de fondo — antes de bajarse del coche, armado con un fusil de asalto en el que había inscritos varios nombres de iconos de la extrema derecha, así como víctimas de atentados terroristas perpetrados por organizaciones islamistas.

El individuo entra dentro de una mezquita y comienza a disparar, regresa a su vehículo, vuelve la mezquita con más armas y remata a los heridos, de acuerdo con las imágenes.

El ministro del Interior de Reino Unido, Sajid Javid, ha exigido a las compañías de redes sociales que incrementen sus esfuerzos para eliminar esta clase de contenido y dejar de alentar la propaganda de “extremismo violento” en sus plataformas. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en el que menciona a YouTube, Google, Facebook y la propia Twitter, que “detengan la promoción en estas plataformas de este violento extremismo”. “Hay que comenzar a asumir responsabilidad. Ya basta”, ha escrito.

Al menos tres personas se encuentran bajo custodia policial, tal y como ha anunciado la Policía neozelandesa. Uno de los atacantes ha retransmitido en directo por redes sociales un vídeo con su ataque contra una de las mezquitas.

“La Policía está interrogando a los detenidos, de los cuales ninguno estaba fichado por las autoridades”, ha manifestado la primera ministra neozelandesa. Ardern ha dicho que se han encontrado dos artefactos explosivos en los vehículos de los sospechosos de haber perpetrado el atentado y que han sido neutralizados. La primera ministra neozelandesa ha asegurado que los detenidos no estaban en ninguna lista de seguimiento por terrorismo.

“Hay cuatro individuos que han sido detenidos pero tres están conectados con este ataque y están bajo custodia, uno de los cuales ha dicho públicamente que es australiano”, ha explicado. “Hay personas que yo las describiría como de visiones extremistas que no tienen absolutamente ningún lugar en Nueva Zelanda y que, de hecho, no tienen lugar en el mundo”, ha dicho Ardern. “Aunque no tenemos ninguna razón para creer en esta fase que hay otros sospechosos, no lo estamos dando por supuesto en este momento”, ha apostillado.

“Quiero enviar un mensaje a aquellos directamente afectados. Para muchos este no es el lugar en el que nacieron. Para muchos Nueva Zelanda fue su elección (…) un lugar al que muchos vinieron por su seguridad. Un lugar donde era seguro practicar su cultura y religión”, ha subrayado.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario