Agentes de la policía de Nueva York mataron este pasado miércoles por la madrugada a un hombre negro en el barrio de Brooklyn al confundir una tubería de metal con la que presuntamente estaba amenazando a personas con una pistola.

Las fuerzas de seguridad han informado al The New York Times que la víctima, Saheed Vassell, de 34 años, se habría comprtado de forma perturbadora. De hecho, tres personas habían llamado al teléfono de emergencias manifestando que “un hombre estaba apuntando con un arma de fuego en plena calle”, según el jefe del departamento de la policía de Nueva York (NYPD), Terence Monahan.

Ante ello, cinco agentes respondieron y se encontraron con el hombre que respondía a la descripción. “El sospechoso tomó posición de disparo a dos manos y apuntó a un objeto a los agentes que se aproximaban”, ha añadido Monahan. Finalmente, cuatro de los agentes de la NYPD dispararon un total de 10 balas que acabaron con la vida del hombre. Posteriormente, los agentes descubrieron que lo que sostenía Saheed Vassell era una tubería de metal.

Tras el suceso, unas 200 personas se acercaron al lugar de los hechos para protestar por la actuación policial. También se desplazaron hasta el mismo sitio una docena de vehículos policiales.

Uno de los vecinos del barrio, Andre Wilson, ha explicado a Daily News que Vassell no era un extraño en el barrio: “Los agentes del barrio lo conocían. No tenía ningún problema con la violencia y todo el mundo sabía que tiene problemas mentales. Esto no debería haber sucedido nunca”.

La muerte de Vassell llega dos semanas después de que agentes de la policía de Sacramento, en California, abatieran a un hombre negro desarmado, lo que originó dos semanas de intensas protestas para pedir una reforma policial.

Deja un comentario