La Policía Nacional ha detenido para su extradición a Suiza a Hervé Falciani, el experto italo-francés en sistemas de información y exempleado de banca al que se le atribuye la difusión de la “lista Falciani” con más de 130.000 nombres de posibles evasores fiscales clientes de la filial suiza del banco HSBC.

Han sido agentes de la Comisaría General de Policía Judicial quienes han procedido a su arresto en virtud de la orden de detención y entrega para su extradición a las autoridades suizas, han informado fuentes policiales. Según las mismas fuentes, Falciani estaba siendo buscado por la Policía desde el 19 de marzo, cuando llegó la orden de detención internacional emitida por Suiza.

Este miércoles los agentes han detenido a Falciani en Madrid cuando acudía a un acto en la Universidad Pontificia de Comillas, han precisado las fuentes. Precisamente, Falciani estaba anunciado en un debate bajo el título “Cuando decir la verdad es heroico: sacando a la luz las guaridas fiscales”, con la participación de periodistas y el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda y organizado por la Plataforma de Justicia Fiscal.

Condenado a cinco años de cárcel por espionaje económico

En el juicio, la Fiscalía suiza pidió en 2015 una pena de seis años de cárcel para Falciani al considerarle culpable de delitos de violación del secreto comercial y bancario y de sustracción de datos. Finalmente, el exinformático de HSBC fue condenado a cinco años de cárcel por el Tribunal Penal Federal de Suiza por el delito de espionaje económico. En cambio, fue absuelto de violación de secreto bancario.

Falciani ya fue arrestado en el puerto de Barcelona en julio de 2012 por haber filtrado datos de 130.000 cuentas bancarias de ciudadanos de 180 países que obtuvo mientras trabajó entre febrero de 1997 y diciembre de 2007 en el banco HSBC Private Bank, en la sucursal de Ginebra (Suiza).

La Audiencia Nacional rechazó en 2013 su entrega

Sin embargo, la Audiencia Nacional rechazó en mayo de 2013 su entrega a Suiza porque la información que desveló el informático “se refiere a actividades sospechosas de ilegalidad, incluso constitutivas de infracciones penales, que de ninguna manera es susceptible de legítima protección”.

Gracias a la “lista Falciani”, que llegó a la Agencia Tributaria en mayo de 2010 y que sacó a la luz la identidad de 659 defraudadores españoles, se consiguieron regularizar en nuestro país 300 millones de euros.

Con todo, tras su detención este miércoles, el colectivo Xnet, cercano a Falciani y junto al cual el informático ha realizado varias conferencias, ha respondido reprochando que se trata de “una moneda de cambio”. En este sentido, cabe recordar que precisamente en el país helvético se hallan dos de las líderes del procés procesadas por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, Marta Rovira y Anna Gabriel. En el caso de la secretaria general de ERC –en Suiza desde el 23 de marzo–, el magistrado del Supremo dictó una orden de busca y captura internacional. No así en el de Anna Gabriel –procesada por desobediencia y no por rebelión– y que pese a la petición de la Fiscalía, el juez Llarena no dictaminó euroorden.

Un mensaje similar al que ha deslizado el portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, que se ha preguntado si la detención de Falciani en Madrid es “un favor de España para pedir la extradición de Anna Gabriel y otras personas exiliadas políticas” que se encuentran en el país helvética.

“¿Detener a un filtrador que ha defendido los derechos humanos en contra del poder es un favor de España para pedir la extradición de Anna Gabriel y otras personas exiliadas políticas en Suiza?”, ha escrito Urbán en la red social Twitter. Asimismo, Urbán ha mostrado la solidaridad de su formación con Falciani “por denunciar a los defraudadores y ladrones”.

Deja un comentario