Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos jóvenes de 20 años por presuntamente acceder de forma ilegal al sistema informático de la Universitat de València y apropiarse de las claves de unos 40 profesores para cambiar sus notas.

Los jóvenes han sido arrestados como supuestos autores de los delitos de acceso ilícito a datos y programas informáticos, daños informáticos, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad de documento público. Los agentes intervinieron en el operativo un dispositivo hardware espía, informa la Policía a través de un comunicado.

Las investigaciones comenzaron tras el hallazgo de un dispositivo espía tipo keylogger en uno de los ordenadores de la Universitat de València. Se trata de un software capaz de interceptar y guardar las pulsaciones realizadas en el teclado de un equipo informático sin que el usuario lo detecte.

Durante las pesquisas, los agentes averiguaron que los sospechosos supuestamente utilizaron este sistema para apropiarse de las claves de unos 40 profesores, a través de las cuales accedieron a sus cuentas personales de la intranet de la universidad y a sus correos electrónicos desde una serie de direcciones IP relacionadas con la red TOR. Se trata de una red de comunicaciones distribuida por encima de la capa de internet de manera que nunca se revelan los datos de los usuarios que la utilizan, manteniéndose así como una red privada y anónima.

Los policías averiguaron que las calificaciones de muchos exámenes y trabajos suspendidos en un primer momento, posteriormente aparecían como aprobados con una buena nota en las actas, para lo cual presuntamente interceptaban el mensaje de aviso de cambio de nota que el sistema informático enviaba al docente, evitando que éste se percatara. Las notas finales eran publicadas en las actas oficiales sin que nadie se percatase del fraude.

Los policías constataron la identidad de los sospechosos, que fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de acceso ilícito a datos y programas informáticos, daños informáticos, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad de documento público.

Las investigaciones continúan para determinar si los sospechosos también habrían tenido acceso a pruebas escritas con anterioridad a la realización de las mismas.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, tras ser oídos en declaración han sido puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean requeridos para ello.

Deja un comentario