Se busca secretaria de dirección “muy liberal, versátil y polivalente”. Las redes se han indignado con esta oferta de trabajo que ha denunciado @Relatofeminista. Tras este nick se encuentra Alejandra, una joven estudiante de periodismo que se interesó por un puesto de secretaria de dirección y, asegura, recibió el requerimiento de aportar fotografías “de cuerpo entero”. La estupefacción e indignación de la joven, que tiene 23 años, aumentó cuando desde la empresa le aclararon que además de la puramente profesional, se pedía una implicación personal con el director explicitando que debía mantener “relaciones esporádicas” con su jefe.

Alejandra se encuentra finalizando un grado de periodismo y por ello hace tiempo que busca empleo. Desde su cuenta de twitter, esta joven que se define como feminista denuncia “todas las injusticias” que sufren las mujeres y asegura que “se nos acosa a la hora de buscar trabajo”. Y a pesar de que dice que no es la primera vez que se encuentra con ofertas laborales tan denigrantes -e incluso algunas las ha denunciado a la policía- no podía creer los requisitos que solicitaban en esta última. “Eran tan bestia el mensaje que al principio descarté colgarlo en twitter porque creía que nadie se lo iba a creer”, explica para LaVanguardia.

Finalmente, y tras una nueva petición de la empresa para contactar vía skype para que el director la pudiera ver físicamente, decidió hacer públicos los mensajes que había intercambiado y que despertaron indignación primero en ella y después en las miles de personas que decidieron difundir la polémica oferta de trabajo.

En un primer texto, la empresa, cuyo nombre no ha trascendido, solicita a la aspirante facilitar un CV para ver su trayectoria profesional y además fotografías “de cuerpo entero”. Ante tal petición, la joven decide pedir explicaciones y la respuesta es entonces más explícita y deja en cuestión si realmente se busca una secretaria de dirección o una chica de compañía. Y es que la empresa, después de lamentar que la aspirante “no comparta nuestra política de preselección” le explica que el director “quiere verte de cuerpo entero” para acabar de decidir si es apta para el puesto.

La cosa no acaba aquí. El escrito prosigue reconociendo que buscan una secretaria de dirección “muy liberal, versátil y polivalente” con disponibilidad horaria.

La oferta busca una secretaria de dirección “muy liberal, versátil y polivalente”

Además, desde la empresa le recuerdan a la joven que la “alta remuneración” que se ofrece (3.200 euros) es debida a las “peculiaridades” del puesto que incluyen “una relación personal con el director”. Un trato que, cita textual, “implica relaciones esporádicas”. Con el mensaje, Alejandra entendía que “si era cariñosa con él, ganaría aún más”.

@Relatofeminista difundió el escrito el martes por la tarde e inmediatamente muchos usuarios pedían a la joven que publicara el nombre de la empresa. Otros muchos, especialmente muchas, denunciaban las situaciones similares que habían padecido en las que hay un denominador común: unas condiciones físicas muy concretas como requisito casi prioritario para poder acceder al puesto o directamente sexo a cambio de dinero.

Entre los requisitos se dice explícitamente que la aspirante deberá mantener “relaciones esporádicas” con el director

El intercambio de mails se produjo con una persona “con nombre y apellidos y firma digital”, explica la joven y el puesto lo ofrecía una supuesta consultoría. Pero podría tratarse de una tapadera que busca otro tipo de servicios.

Todos los casos que le han llegado a Alejandra tras publicar la oferta laboral sumado a otras experiencias similares que ella misma ha tenido la reafirman en la idea de que existe “impunidad” en las páginas para encontrar empleo. “Pones tu correo y eso sirve para que mucha gente se ponga en contacto contigo”, explica.

En ese sentido, esta aspirante a periodista asegura que es bastante habitual que muchos hombres le escriban ofreciéndole dinero a cambio de sexo mientras no encuentra trabajo. Por ello pide que exista un canal directo para denunciar casos como el suyo que, considera, van en aumento y permiten el acoso impune.

La joven denuncia que es habitual recibir mensajes que le ofrecen dinero a cambio de sexo “mientras no encuentro trabajo”

Deja un comentario