La modelo Karen McDougal ha pasado a primera plana mediática un día más. La exmodelo de Playboy que asegura haber mantenido un romance con el presidente de EE.UU, Donald Trump, ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con el diario The National Enquirer para resolver una demanda sobre un pacto que certificaba que guardaría silencio sobre ese asunto.

Va a ser que no. “ Estoy encantada de haber llegado a un acuerdo con American Media Inc. (propietaria de The National Enquirer) en mis propios términos, lo que me restituye los derechos sobre la historia de mi vida y me libera de este contrato que firmé engañada hace casi dos años”, ha difundido a través de un comunicado.

McDougal, que sostiene haber mantenido una relación con Trump durante varios meses, desveló su versión de los hechos en un artículo publicado por la revista The New Yorker. Según su testimonio, ambos se conocieron en una fiesta en la Mansión Playboy en junio de 2006 y, tras mantener contacto regular por teléfono durante un tiempo, se citaron en un hotel de Los Ángeles. La exmodelo aseguró que en esa primera cita tuvieron relaciones sexuales y que el magnate neoyorquino intentó darle dinero, algo que ella rechazó.

La misma modelo sostiene que su relación con el magnate continuó durante nueve meses, durante los que se vieron en Los Ángeles y en otras ciudades, hasta que ella le puso fin. En aquel entonces, Trump estaba ya casado con su actual esposa, Melania, y su hijo menor, Barron, había nacido hacía unos meses.

McDougal se dio a conocer como modelo gracias a sus apariciones en la revista Playboy, como en Playmate en 1997 o en 1998, cuando un concurso de belleza y ganó 100.000 dólares y un automóvil. Además, y como curiosidad, en 2011 fue nombrada finalista, por detrás de la conocida artista Pamela Anderson, como la Playmate más sexy de los noventa según la revista Newsweek.

La estadounidense, que se graduó de la escuela secundaria en 1989 y luego asistió a la Universidad Estatal Ferris, tiene, según la revista Crave, una mezcla de ascendencia india e irlandesa cherokee. Su sueño de pequeña era convertirse en bailarina profesional, aunque finalmente probó suerte con el voleibol, el sofbol; además de tocar el clarinete en una banda cuyo sobrenombre era el de “Barbie”.

McDougal fue la primera mujer en aparecer en la portada de Men’s Fitness, además de haber ilustrado también otros medios como Muscle Fitness y Iron Man. Otras curiosidad es que, aunque modelaba trajes de baño, padece aquaphobia, por lo que su relación con los deportes de agua o con las visitas a playas y piscinas no es precisamente su fuerte.

Ahora, el acuerdo entre McDougal y AMI establece que la exmodelo puede quedarse con los 150.000 dólares, mientras que la compañía conservará un 10 % de los derechos sobre su historia si fuera vendida a una tercera parte hasta un tope de 75.000 dólares. Un problema más para un Trump con varias guerras abiertas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.