Las mascotas también dan votos. Ciudadanos presentó el pasado octubre una propuesta de modificación del Código Civil para que los animales dejen de ser cosas. En concreto, la formación naranja solicitaba que las mascotas quedaran excluidas de la masa patrimonial, es decir, que no puedan ser embargables y se consideren seres sensibles. Sin embargo, será el Partido Popular el que se lleve el mérito animalista, una faceta nada conocida en la formación conservadora.

El PP llevará al pleno del Congreso de los Diputados de la semana que viene una toma de consideración sobre esta modificación, que fue apoyada por la mayoría de la cámara baja el pasado febrero. Una acción que, según explican fuentes de Ciudadanos, no podrían llevar a cabo ellos mismo debido a que no cuentan con los diputados suficientes para poder presentarla.

Rafael Hernando hacía acopio de la propuesta del partido de Albert Rivera este martes a la salida del debate parlamentario: “Desgraciadamente, en nuestra legislación son consideradas como cosas, pero creemos que tenemos que darle una mayor protección y consideración”.

El portavoz parlamentario del Grupo Popular hacía estas declaraciones solo seis meses después de que su partido jugara, como si un partido de tenis se tratara, con una serie de enmiendas en el Senado para permitir que se continúe con el corte de la cola a los perros de caza. Y ahora de cazar votos va la cosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.