Desde el Parlamento ruso contestan que, en ausencia de un diálogo constructivo, la parte rusa no está obligada a informar a la Alianza sobre el despliegue de misiles tácticos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exhortó este miércoles a Rusia a ser transparente respecto al despliegue de los sistemas de misiles tácticos Iskander-M en la provincia de Kaliningrado. Dijo en rueda de prensa que la Alianza vio cómo los militares rusos distribuyeron estas potentes armas en la región y se las llevaron de vuelta.

Moscú, en su opinión, debe ser transparente en estos desplazamientos. “Es una de las causas que hacen importante el consejo Rusia—OTAN: lo aprovechamos para informar sobre los ejercicios militares y los potenciales bélicos”, sostuvo. “Exhortamos a Rusia a que sea transparente”.

“Es nuestro derecho”

La primera reacción llegó del Parlamento ruso. El diputado y vicepresidente del comité de Defensa de la Duma Estatal (cámara baja), exmilitar Yuri Shvytkin, “no ve fundamentos” para un intercambio de datos como el que pide Stoltenberg. Por parte de la Alianza, dijo, “faltan pasos para iniciar un diálogo constructivo” con Rusia.

La OTAN actúa de nuevo según sus dobles patrones: dice una cosa en palabras, mientras que en la práctica está tramando otra muy distinta”, comentó el parlamentario en declaraciones a RIA Novosti.

Rusia no contradice las normas del derecho internacional, como lo hace EE.UU. en el despliegue de armamentos. “Es nuestro derecho [el decidir] dónde colocar y en qué número” los misiles, “mientras observamos tanto los intereses nacionales como las normas del derecho internacional”, sintetizó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.