GrayKey es una nueva herramienta para desbloquear iPhones que está revolucionando los cuerpos policiales y de seguridad de los Estados Unidos. Y es que el acceso a los datos del móvil de personas investigadas es uno de los grandes quebraderos de cabeza de policías e investigadores, y esta herramienta les ofrece la solución.

Detrás de GrayKey está una misteriosa start-up llamada Grayshift en la que presuntamente colaborarían miembros veteranos de agencias de inteligencia, así como un exingeniero de seguridad de Apple.

Poco más se sabe de esta compañía, y la misma opacidad acompaña a su producto estrella. De hecho, al entrar en la web de GrayKey solo aparece un formulario para solicitar acceso y un mensaje que advierte que la herramienta “no es para todos”.

La página web de GrayShift aporta poca información sobre GrayKey La página web de GrayShift aporta poca información sobre GrayKey (La Vanguardia)

GrayKey es una caja de cuatro por cuatro pulgadas de ancho y equipada con dos cables conectores. Por el momento, aseguran en Forbes, el dispositivo solo funciona con iOS 10 y 11, y próximamente también será compatible con iOS 9, por lo que se puede utilizar con los móviles que van del iPhone 6 al X. También se puede utilizar con diferentes modelos de iPad.

Una vez el dispositivo se conecta al móvil puede tardar entre dos horas y más de tres días en encontrar la contraseña de acceso al iPhone, dependiendo de su longitud. Cuando la encuentra, el código de acceso aparece sobre una pantalla negra y, una vez desbloqueado, los datos del móvil se descargan a GrayKey.

Según una investigación realizada por Motherboard, los cuerpos policiales y agencias federales de los Estados Unidos llevan tiempo buscando herramientas que permitan desbloquear iPhones y eludir su encriptación. Hace poco se conoció la herramienta que ofrece la empresa israelí Cellebrite, que desbloquea teléfonos inteligentes por 5.000 dólares. Pero la llegada de GrayKey ha supuesto una auténtica revolución.

Así, según esta investigación, las policías de los Estados de Maryland y de Indiana ya habrían comprado el dispositivo, así como el Departamento de Estado. También el Servicio Secreto está pensando en comprar media docena de aparatos, mientras que la policía del Condado de Miami y la Drug Enforcement Agency (agencia anti contrabando de droga) se lo está planteando.

Y eso que GrayKey no es una herramienta precisamente barata. GrayShift ofrece dos versiones, una por 15.000 dólares que requiere conectividad a Internet y solo permite 300 usos, y la versión de 30.000 dólares, que funciona sin conexión y permite desbloqueos ilimitados.

El dispositivo GrayKey puede costar entre 15.000 y 30.000 dólares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.