Las matriculaciones de coches siguen creciendo en Catalunya a un ritmo muy inferior al del conjunto de España, un 1,9% frente a un 10,5% en el primer trimestre del 2018 en comparación con el mismo periodo del 2017, según las cifras de las patronales del sector Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores, talleres y recambios). En estos tres primeros meses, la evolución discreta del mercado catalán –es la comunidad que menos crece– se debe principalmente a la menor inversión de las empresas, que matricularon un 17,8% menos que un año antes, y aun de manera más acentuada en la provincia de Barcelona, donde se recortaron un 22,8%. Mientras tanto, en el global español, aumentaron un 17,5%. Este fenómeno no es baladí ya que el 30% de las ma­triculaciones corresponde a este canal.

Los datos de marzo muestran aún con mayor claridad estas dos velocidades. Mientras que las matriculaciones en el conjunto de España crecieron un 2,1% respecto a un año antes, en Catalunya disminuyeron un 10,2%, también el peor dato del país. Este mes, el canal de empresas catalán retrocedió un 31%, mientras que en España creció un 11,5%. Así, las empresas catalanas estarían recortando el gasto en este concepto porque eligen otros sistemas de uso de vehículos ( carsharing, alquiler, taxis…) o bien estarían matriculando fuera de Catalunya.

El canal particular es el que menos crece en España; en Catalunya se comporta mejor

En el reverso de la moneda, el canal particular, el que muestra el consumo directo de los ciudadanos, evoluciona mejor en Catalunya que en el conjunto de España. En el primer trimestre creció un 12% frente al 7,3% de la media del país. Y en marzo aumentó un 1,6% mientras que en el global español cayó un 3,3%. El comportamiento de esta vía de comercialización, que concentra el 47% del mercado español (159.855 de un total de 340.311 coches matriculados entre enero y marzo), preocupa en el sector. En esta ocasión, el calendario ha perjudicado, ya que la Semana Santa ha caído en marzo y en el 2017 se celebró en abril. El menor número de días laborables ha frenado la compra y la matriculación de coches, especialmente entre los particulares. Con todo, las patronales ven positiva la cifra global y mantienen la previsión de cerrar el ejercicio en el entorno de 1,3 millones de coches matriculados sumando todos los canales de venta.

Las empresas de alquiler, también conocidas como rent a car, directamente vinculadas al turismo, han cerrado un buen trimestre. En el conjunto de España concentraron 78.971 matriculaciones, un 8,9% más que en el mismo periodo del 2017. En marzo subieron un 1,8%. El crecimiento en Catalunya ha sido mucho mayor, del 37,7% en el trimestre y del 11,1% el mes pasado. La primera mitad del año es la que concentra el mayor número de ventas por esta vía, y las comunidades costeras, sobre todo las del Mediterráneo, así como las islas y también Madrid, son las que matriculan más vehículos.

El 9,5% de los vehículos que se registran no salen del concesionario

Otro aspecto que preocupa a las patronales, especialmente a Faconauto, es la gran cantidad de matriculaciones tácticas que se hacen. Este concepto, que se incluye principalmente en el canal de empresas, incluye las operaciones de kilómetro cero o las automatriculaciones de los establecimientos de venta, entre otras prácticas. Los concesionarios se quejan de la presión que ejercen las marcas para que se cumplan determinados objetivos, lo que las obliga a acudir a estas fórmulas, que acaban inflando las cifras. Al final, recuerdan, se generan grandes stocks en las tiendas a los que se debe dar salida de un modo u otro. En el primer trimestre se hicieron 32.252 matriculaciones de este tipo, el 9,5% del total, cuando la patronal considera que no deberían ser más del 5%. En Catalunya, este fenómeno es todavía mayor. En el acumulado del año, en los concesionarios de la provincia de Barcelona se hicieron 5.022, el 14% del total.

Deja un comentario