El pleno del Parlament de este jueves ha comenzado con un nuevo enfrentamiento entre grupos independentistas y constitucionalistas. Esta vez, a causa de la recuperación de la paga extra del 2012 de los funcionarios y de las necesidades de endeudamiento de la prórroga presupuestaria.

La mayoría independentista en la Mesa y la Junta de Portavoces ha eliminado del orden del día del pleno la convalidación de estos dos decretos alegando un defecto de forma. Junts per Catalunya, ERC y la CUP han explicado que no quieren que estas dos medidas se aprueben bajo la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ya que al no haber Govern y al estar intervenido, ningún representante de la Generalitat podría defender estos decretos en el pleno.

Desde la oposición consideran sin embargo que la mayoría independentista no quiere que una medida tan esperada por los funcionarios, la recuperación del 20% de la paga extra del 2012, salga adelante bajo el mando del Gobierno central. Así se lo han reprochado desde Ciutadans, el PSC, Catalunya en Comú Podem y el PP, que ven intereses “partidistas en la medida”.

Desde Junts per Catalunya y ERC, sin embargo, consideran que el Gobierno central no ha querido argumentar estos decretos, como sería preceptivo, y que los letrados de la Cámara se tienen que pronunciar al respecto. Según estos dos grupos, hay margen hasta el día 26 de abril para aprobar el retorno de la paga extra.

Deja un comentario