El tribunal de Edimburgo que decide sobre la euroorden cursada por Pablo Llarena para la entrega de la exconsellera Clara Ponsatí no tomará ninguna decisión hasta el mes de agosto. La corte necesitará una nueva audiencia para decidir cómo procede en la petición de extradición, ha avanzado este jueves la agencia Reuters .

La política catalana, profesora en la Universidad de Saint Andrews -donde ejerció como profesora de Economía y Finanzas entre 1996 y 2016-, volverá a ser requerida por la justicia escocesa y su defensa deberá argumentar el rechazo a la extradición. Su abogado, Aamer Anwar, ha apuntado a la salida de los tribunales que la nueva vista tendrá lugar a partir del 30 de julio y que durará dos semanas. Antes habrá dos vistas preliminares, pero no habrá ninguna decisión hasta el verano.

El letrado, especialista en derechos humanos y rector de la Universidad de Glasgow, ha hecho las declaraciones acompañado por Ponsatí, con la que ha llegado a la sede judicial. Antes de la vista, su abogado y ella han comparecido ante los medios y las personas que se han congregado frente a la sede de los tribunales para apoyar a la consellera cesada. Anwar ha apuntado que las órdenes europeas de detención y entrega “nunca debería ser empleada como herramienta de opresión política”.

Tras la primera vista, el abogado ha explicado que en sede judicial ha defendido que se trata de un “proceso político” y que su representada en ningún caso ha participado en ningún acto violento ni ha instigado a la violencia, además de recordar la brutalidad policial del pasado 1-O y apuntar que no ha sido perseguida por ninguna instancia judicial.

Ponsatí, que se entregó el mes pasado y se le concedió después la libertad condicional con medidas cautelares, llegó en marzo a Escocia tras su estancia en Bélgica desde noviembre. Había asumió el cargo de consellera en la remodelación del Govern que hizo Puigdemont el 14 de julio para rodearse de un gabinete de fieles dispuesto a seguir adelante con el 1-O. Ella asumió el departament d’Ensenyament en substitución de Meritxell Ruiz.

Anwar había indicado que Ponsatí “refuta completamente” la acusación de rebelión y la de malversación de caudales públicos, por lo que fue procesada el pasado 23 de marzo en el Tribunal Supremo. El letrado había subrayado que si es extraditada y condenada podría pasar el resto de su vida natural en prisión.

En una entrevista que concedió la semana pasada a la agencia Reuters , Anwar apuntó que el caso ofrecía “la posibilidad de enjuiciar al sistema judicial de otra nación en un tribunal del Reino Unido, y hacer que esa nación rinda cuentas”. “¿Es independiente el sistema judicial o está ligado al franquismo?”, añadía.

El diario independentista The National, fundado tras el referéndum de 2014 y con una media de ventas de unos 8.000 ejemplares diarios, le ha dedicado la portada de este jueves a la consellera cesada.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que no tiene ningún poder para intervenir en el proceso judicial, mostró su oposición a la petición de entrega de Ponsatí cuando Escocia recibió la euroorden y manifestó su apoyo a los líderes soberanistas.

Deja un comentario