Mientras los miembros del Parlament disuelto aprobaban recurrir el 155 al Constitucional, los diputados de Junts per Catalunya, ERC y la CUP han empezado los contactos para abordar cómo la renovada mayoría independentista encara la legislatura. Los secesionistas quieren acordar la forma de restaurar al Govern cesado por el 155 y de conservar la mayoría en la Mesa del Parlament, pero difieren en los tempos de la negociación.

En ERC esperan que JxCat concrete la manera de investir a Carles Puigdemont, que se encuentra en Bélgica y será detenido si vuelve a España, antes de abordar la formación de la Mesa. Este miércoles los republicanos se han reunido en el Parlament para dar la bienvenido a sus nuevos diputados, a la espera de que a partir del próximo 4 de enero el Tribunal Supremo decida si deja en libertad provisional a su líder, Oriol Junqueras.

Los partidos prevén que el Gobierno central convoque para la semana del 15 de enero la sesión de constitución del Parlament, en la que se escoge a la Mesa de la cámara. Las cábalas iniciales de los partidos dejan a JxCat, C’s y ERC con dos puestos cada uno en la Mesa, mientras el PSC se quedaría con uno. De esta forma, los independentistas conservarían su mayoría en el órgano de gobierno del Parlament.

Sobre la presidencia del Parlament, JxCat apuesta por que Carme Forcadell (ERC) revalide el cargo, algo que la actual presidenta no tiene decidido. Los republicanos insisten en que, antes de negociar este capítulo, JxCat debe confirmar si Puigdemont se queda indefinidamente en Bélgica y la fórmula de delegar la presidencia.

El retorno de Puigdemont si ganaba las elecciones y la “restitución del Govern legítimo” fueron las principales promesas de campaña de JxCat. El diputado de JxCat y exconseller Jordi Turull ha afirmado este miércoles que se plantean “todas las posibilidades” para investir a Puigdemont, incluida la vía telemática, sin necesidad de que regrese de Bruselas para la sesión plenaria. Avalar o no la investidura por videoconferencia dependerá de la eventual mayoría independentista de la Mesa y de su interpretación del reglamento.

Por su lado, la CUP se decanta por restituir a todos los cargos cesados por el 155, incluido Puigdemont. Este miércoles los diputados de la CUP Carles Riera y Natàlia Sànchez y la portavoz del secretariado cupaire Núria Gibert se han reunido con los diputados de JxCat Jordi Turull, Josep Rull, Eduard Pujol, Elsa Artadi y Albert Batet. El encuentro ha sido una primera toma de contacto sobre la configuración de la Mesa.

Los cupaires abordarán en profundidad sus planes para la legislatura en una reunión de su consejo político este sábado. Tendrán que decidir además si aceptan un diputado de algún otro grupo independentista para formar así grupo propio y no compartir el mixto con el PP.

En el bloque constitucionalista, el PSOEel PP han presionado a Ciutadans para que Inés Arrimadas tome la iniciativa pese a su falta de mayoría. A la petición de socialistas y conservadores se ha sumado el presidente de Foment del Treball, la patronal de la gran empresa catalana, Joaquim Gay de Montellà, que ha pedido a Arrimadas liderar las negociaciones para formar un Govern lo antes posible.

No obstante, Ciutadans se mantiene en lo que ya explicó este martes su secretario general, José Manuel Villegas: no iniciarán conversaciones para formar gobierno porque el bloque constitucionalista no tiene mayoría y porque no contemplan como a socios ni a ERC ni a JxCat.

Deja un comentario