Algo está cambiando en el régimen de Kim Jong Un. Desde la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno en Pyeongchang este mismo año, las dos Coreas han estrechado sus lazos, especialmente en el ámbito cultural. Esta semana varios grupos surcoreanos ofrecieron dos conciertos en Corea del Norte en una cita que algunos artistas definieron como “conmovedora”, aunque no estuvo exenta de polémica. El encuentro estuvo marcado por una de las habituales exigencias del líder norcoreano.

El pasado domingo una delegación de artistas, entre los que encontraban autores o grupos de K-pop, ofrecieron un concierto en Pyonyang al que asistió Kim Jong Un. En el encuentro, el régimen prohibió el acceso a un grupo de periodistas surcoreanos, probablemente en el marco del protocolo habitual de proteger la privacidad del mandatario.

El régimen norcoreano prohibió que un grupo de periodistas surcoreanos accediera al concierto

Cuando se les notificó que no podrían asistir al espectáculo, el Gobierno de Corea del Sur presentó una protesta oficial. La respuesta del régimen norcoreano, para sorpresa de todos, fue enviar al general y exjefe de espías Kim Yong-chol al hotel en el que se hospedaba la delegación surcoreana para presentar sus disculpas.

“Fue un error obstaculizar la cobertura gratuita de los medios y su grabación”, expresó el oficial, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap. “Nuestra obligación es ayudar a los resporteros del lado sur a participar en la cobertura gratuita y su grabación”. Y concluyó: “Yo, en representación del Norte, ofrezco una disculpa y ruego comprensión por los errores cometidos”.

El líder norcoreano Kim Jong Un y el ministro de Cultura de Corea del Sur posan con la delegación de artistas El líder norcoreano Kim Jong Un y el ministro de Cultura de Corea del Sur posan con la delegación de artistas (Kcna Via Kns / AFP)

El general apuntó a la actuación de los guardaespaldas de Kim Jong Un como responsables de impedir el acceso a los medios, y aclaró que el veto no fue “intencionado” y que fue resultado de una “falta de comunicación” por parte del régimen norcoreano.

La cita del miércoles fue la primera vez que contó con la presencia del líder norcoreano. Según informó la agencia oficial de noticias de Corea del Norte, el líder “se conmovió profundamente al ver a nuestra gente aclamando sinceramente la actuación, profundizando la comprensión del arte popular del lado sur”.

Corea del Norte envió un general para presentar una disculpa oficial al país vecino

Estos conciertos se enmarcan en el actual acercamiento entre las dos Coreas, técnicamente aún en guerra, que ha permitido la convocatoria de dos históricas cumbres para tratar la posible desnuclearización del régimen.

Deja un comentario