La mayor parte de Catalunya se encontrará este lunes en situación de aviso en grado tres (alerta naranja) por el riesgo de que se produzcan fuertes lluvias y vientos con la lllegada de la gran borrasca ‘Ana’, que también tendrá en esta comunidad las características de una ciclogénesis explosiva, según explica Santi Segalà, jefe del área de Predicción del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC).

Una de la principales consecuencias de la borrasca será la llegada de fuertes precipitaciones en la vertiente sur del Pirineo, que podrá afectar a cualquier punto, aunque la previsión es que incidan más sobre la Alta Ribagorça, los dos Pallars, l’Alt Urgell y el Solsonès, y menos a la zona de la Garrotxa y el Empordà. Se esperan que se registran más de 100 l/m2 en 24 horas, contabilizadas hasta la tarde de este lunes.

Vecinos de Melide se protegen de la lluvia y el viento Vecinos de Melide se protegen de la lluvia y el viento (Eliseo Trigo / EFE)

La predicción indica que se pueden registrar fuerte rachas de viento en el Pirineo y Prepirineo (que podrían llegar a 100 km/h en las zonas más montañosas), hasta el Empordà, así como en puntos de la costa central en Barcelona y Maresme. Podrían alcanzar los 90 km/h e, incluso, los 100 km/h en las zonas más montañosas.

Las olas superarán los 2,5 metros de altura, sobre todo en la costa central (sur de la Costa Brava, la Selva, Alt Maresme), según explica el jefe del área de Predicción del SMC. La nieve se situará en cotas altas, de hasta 1800 y 2000 metros

El fenómeno meteorológico tendrá características de ciclogénesis explosiva también en Catalunya porque comporta un brusco descenso de las presiones atmósfericas (de al menos 24 hectopascales en 24 horas). En Catalunya, la previsión es que presión atmosférica baje desde 1016 hectopascales a 992 en 24 horas. La borrasca se desplazara hoy hacia Francia mientras se deshará completamente el martes en su viaje a Alemania y Polonia.

Deja un comentario