La hija del exespía ruso Sergei Skripal, Yulia, dio este jueves su primer comunicado público después de haber sido envenenada junto a su padre el pasado 4 de marzo en la localidad británica de Salisbury y haber estado semanas en estado crítico. Dice que sus fuerzas “crecen cada día” que pasa pero reconoce que “todo el episodio es algo desorientador” y pide que se respete su privacidad y la de su familia durante el periodo de convalecencia.

La Policía Metropolitana de Londres publicó este texto en el que Yulia, de 33 años, relata que despertó “hace una semana” y expresa su “agradecimiento” por el interés mostrado por la gente y por todos “los mensajes de buena voluntad” que ha recibido.

Los Skripal fueron atacados hace poco más de un mes con un agente nervioso de tipo militar

Los Skripal fueron atacados hace poco más de un mes con un agente nervioso de tipo militar identificado como Novichok y, desde entonces, permanecen ingresados en un hospital de la localidad inglesa donde se produjo el suceso.

El ataque provocó una crisis diplomática entre el Reino Unido y Rusia, después de que Londres culpara a Moscú de estar detrás del envenenamiento, mientras que el Kremlin lo niega. El Gobierno británico cuenta con el respaldo de los países de la Unión Europea, la OTAN y Estados Unidos y Canadá. Las desavenencias se tradujeron en la expulsión de decenas de diplomáticos rusos de suelo británico y sus aliados y, en respuesta, Rusia hizo lo propio con embajadores estadounidenses.

Yulia Skripal dijo hoy que quería agradecer al personal del hospital que la trataba y a las personas que acudieron en su ayuda cuando “cuando mi padre y yo estábamos incapacitados”.

El ataque dejó a los Skripals en estado crítico, pero el 29 de marzo el hospital donde están siendo tratados dijo que Yulia estaba mejorando. Los jefes de los hospitales dijeron que su padre aún se encontraba en una condición crítica pero estable en una unidad de cuidados intensivos.

Previamente el jueves, la televisión estatal rusa e Interfax informaron de que Yulia había llamado a su prima Viktoria Skripal en Rusia, a quien le dijo que ella y su padre se estaban recuperando y que esperaba abandonar el hospital pronto. “Todo está bien, todo se puede arreglar, todo el mundo está mejorando, todos están vivos”, la citaban en la llamada.

Cuando se le preguntó acerca de la salud de su padre, Yulia fue citada por ellos diciendo: “Todo está bien, él está descansando en este momento, durmiendo. La salud de todos está bien, nadie tiene ningún problema que no pueda solucionarse”. La televisión estatal rusa dijo que no podía garantizar la autenticidad de las citas.

Yulia Skripal

Todo está bien, todo se puede arreglar, todo el mundo está mejorando, todos están vivos”

Deja un comentario