La relación entre Jeremy Meeks, también conocido como el expreso más guapo del mundo, y Chloe Green, heredera de Topshop, parece que va viento en popa. Si hace unos días anunciaban que estaban esperando un bebé, ahora todo indica a que también pasarán por el altar. Al menos así lo ha informado este martes Vanity Fair.

La pareja quiere oficializar su relación y parece que tenga prisa en hacerlo, pues todo parece indicar que el enlace tendría lugar este mismo mes de abril, algo que habría sorprendido a su entorno más cercano pues hace a penas un año que se conocen. Fue concretamente en el festival de Cannes. Por entonces, él estaba casado con otra mujer, Melissa, con quien tiene un hijo en común.

Meeks fue arrestado en el verano de 2014 y condenado a 27 meses de cárcel por atraco a mano armada, posesión de un arma y por evadirse de las autoridades, entre otros delitos. Por motivos que todavía a día de hoy se desconocen, la imagen de su ficha policial se acabó viralizando en Internet.

Al salir de la cárcel, lo hizo con un pan debajo del brazo, pues eran varias las agencias de modelos que esperaban ficharle. Finalmente se decantó por White Cross y, gracias a ella, desfiló en la Semana de la Moda de Nueva York, donde se acabó de convertir en el personaje mediático que es a día de hoy. Allí, aseguro en un emotivo discurso que quería “cambiar de vida” y mantener a su familia “como se merece”. Una de las dos cosas sí la ha cumplido a rajatabla, pero de la mano de la multimillonaria.

Green, de 27 años, estaría pensando en una boda “modesta”, según Vanity Fair. Pero si algo está claro es que no todo el mundo tiene el mismo concepto de modesto. De todos modos, lo único que sí está claro es que el ‘sí, quiero’ tendría lugar en Miami.

Deja un comentario