Efectivos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se han desplazado en la mañana de este jueves a la nave de Rianxo (A Coruña) en la que se halló el cuerpo de la joven madrileña Diana Quer para realizar un nuevo registro.

Los efectivos del Instituto Armado llegaron al lugar pasadas las 9,30 horas en media docena de vehículos, algunos de ellos rotulados, y procedieron a precintar la zona y a cortar la carretera que pasa por delante de la nave.

También han sido movilizados efectivos de las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic), que se encargan de la logística, así como perros de rastreo.

El abogado que representa a los padres de Diana Quer, Ricardo Pérez-Lama, ha manifestado a los medios a su llegada que el registro, que consistirá en una inspección ocular, fue solicitado por la acusación particular para ver si hay nuevos indicios que puedan esclarecer la muerte de la joven.

Desde que fue localizado en la nave de la parroquia de Asados el cuerpo de Diana Quer, en la entrada hay colocada una corona de flores enviada por la madre de la joven madrileña.

Hallazgo

Fue el propio autor confeso de la muerte de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, conocido como ‘el Chicle’, quien llevó hasta el lugar a los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil en la madrugada del 31 de diciembre de 2017.

El cuerpo de la joven madrileña, que llevaba desaparecida desde el 22 de agosto de 2016, fue localizado en un depósito de agua, a unos ocho metros de profundidad, de esta antigua fábrica de gaseosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.