Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil se incautaron el pasado 21 de noviembre de un ordenador portátil en el registro del ático de lujo que Ignacio González posee en la localidad malagueña de Estepona, han informado a eldiario.es fuentes del caso. El registro se efectuó con autorización del juez del caso Lezo, Manuel García Castellón, y respondió a una petición de los agentes para cerrar flecos de la investigación al expresidente de la Comunidad de Madrid en el marco del caso de corrupción del Canal de Isabel II.

Ignacio González fue detenido el 19 de abril de este año y ha estado en prisión provisional hasta el 9 de noviembre pasado. El ático de Ignacio González fue un registro que se descartó en la primera fase de explotación del caso Lezo y los investigadores han querido cerrar ese flanco en el estado actual de la causa. El expresidente madrileño estuvo presente en el registro.

El ático duplex de González sirve de nexo entre las dos causas en las que está imputado el expresidente madrileño. Un juzgado de Málaga le investiga por el origen de la vivienda de lujo, que entró en el foco de los investigadores por ser el posible pago por la adjudicación de un gran proyecto de viviendas en Arganda (Madrid), el mayor pelotazo urbanístico del caso Gürtel.

Ese caso, sin embargo, está empantanado por los errores en las peticiones de información a los países por donde habría pasado el dinero para la compra del ático, valorado en 770.000 euros. El registro del pasado mes de noviembre se enmarca, sin embargo, en la causa de la corrupción en la empresa de aguas públicas madrileñas, que le vale a González una acusación de la Audiencia Nacional por liderar presuntamente una organización criminal, entre otros delitos.

La Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investigan también a Ignacio González en el otro gran caso de corrupción alrededor del PP de Madrid, Púnica. Los agentes de la UCO han interrogado a principios de este mes a González por los indicios que obran en la causa contra él en relación al pago con dinero público de trabajos para mejorar su imagen en la red. Esos pagos se habrían realizado, precisamente,  a través de la empresa pública del Canal de Isabel II. 

Fuentes conocedoras de ese interrogatorio en Púnica aseguran que González se dedicó a “tirar balones fuera” y no aportó nada relevante. Anticorrupción debe decidir ahora, con los datos aportados por la Guardia Civil, si solicita al juez la imputación de González y que éste le llame a declarar en la Audiencia Nacional por el caso que ha tenido más de dos años en prisión a su gran enemigo en el PP madrileño, Francisco Granados, ambos los máximos colaboradores de Esperanza Aguirre.

Testigo en Gürtel

Para cerrar el círculo de su relación con los grandes casos de corrupción del PP, González declara este lunes ante el juez del caso de la financiación irregular del partido, José de la Mata, una de las piezas del caso Gürtel. Lo hace como consecuencia de datos aparecidos en la causa de Lezo y que el magistrado de la caja B ha reclamado para su juzgado.

En concreto de una conversación grabada a González y Eduardo Zaplana en la que hablan sobre lo que el presunto intermediario de mordidas Rafael Palencia había contado al expresidente del Canal Ildefonso de Miguel acerca de los pagos de empresarios para la caja B del PP a través de Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta. Esa conversación habría quedado recogida en una grabación con la que el presidente de Intereconomía, Julio Ariza, intentó chantajear a Mariano Rajoy, según se desprende las grabaciones en el sumario de Lezo.

González, Zaplana y Ariza declaran este lunes en calidad de testigos en la Audiencia Nacional. El juez De la Mata también ha citado a uno de los empresarios que presuntamente entregaba dinero negro al PP de Madrid, Javier López Madrid.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.