Los detalles de la transformación de la cárcel Modelo de Barcelona empiezan a concretarse. El proceso participativo para actualizar la hoja de ruta heredada de 2009 ya ha celebrado las tres mayores sesiones –dedicadas a patrimonio, equipamientos y espacio verde– y encara la recta final con un último encuentro el domingo 4 de mayo para encajar los consensos sectoriales en un documento final. La Vanguardia ha sido testimonio in situ de los puntos de mayor discrepancia y acuerdo en estas citas, a las que han acudido tanto vecinos particulares como entidades.

Una novedad significativa es que caen de la lista de equipamientos los dos dirigidos a personas mayores: un casal y una residencia. Y tampoco se mantiene la resistencia asistida para niños autistas que reivindicaba la asociación de familiares APAM. Ambos cambios los propuso el Ayuntamiento de Barcelona y fueron recibidos con preocupación y matices por los asistentes al taller sobre equipamientos, aunque finalmente acabaron asumiéndolos a regañadientes. Construir estos centros es competencia de la Generalitat de Catalunya y el gobierno de Ada Colau quiere blindar el calendario de la antigua cárcel ante eventuales retrasos externos.

“No podemos ralentizar la Modelo esperando a la Generalitat, debemos ser pragmáticos”, justifica Ton Salvado, director de Modelo Urbano del consistorio. Si la inversión para realizarlos llegara, promete, se destinarían otros solares a estos usos: “Si un día despiertan y quieren hacer todos los ‘casals d’avis’ pendientes, en cinco minutos les pondremos a disposición los terrenos, incluso en el Eixample”. Según esta hoja de ruta, todos los servicios que finalmente abrirán en el recinto serán de titularidad y financiación municipales, con lo que el consistorio capitalizará también todos los méritos y culpas de la transformación en los próximos mandatos.

Más de 100 pisos públicos y dos centros educativos

En las 2,7 hectáreas de La Modelo conviven tres calificaciones de suelo: uso terciario (4.435 m2), equipamientos (9.196 m2) y zona verde (14.026 m2). Para compensar la supresión del casal y las dos residencias han entrado en el listado un número sin determinar de viviendas dotacionales, que a diferencia de las estándar pueden edificarse en terreno de equipamientos y se destinan a colectivos específicos, como personas mayores, jóvenes o discapacitados.

También habrá una promoción de entre 120 y 180 pisos de protección oficial, aprovechando los 15.000 m2 de techo máximos que permite el suelo terciario. Se trata de una pastilla en la calle Nicaragua, que hace una década los vecinos temían que acabara siendo un hotel y oficinas privadas.

Primera sesión del proceso participativo sobre el futuro de la Modelo, dedicada al patrimonio, en el interior de una de las galerías de celdas Primera sesión del proceso participativo sobre el futuro de la Modelo, dedicada al patrimonio, en el interior de una de las galerías de celdas (Meritxell M. Pauné)

A resultas de estos cambios, en la nueva lista gana protagonismo el sector educativo: la Modelo acogerá casi con total seguridad una guardería municipal y un gran Instituto-escuela. Sus patios, ya han dejado claro las entidades vecinales, no podrán contar como espacio verde y posiblemente acogerán usos deportivos y lúdicos fuera del horario lectivo. También parece clara la incorporación de un casal polivalente para jóvenes.

El memorial sobre la represión política y la historia del penal cuenta con un gran consenso transversal y suena como ubicación preferente la cuarta galería de celdas, donde está la ‘Capilla gitana’ de Hélios Gómez oculta bajo una capa de pintura blanca.

Equipamientos que caen y entran en el listado de futuros usos de la cárcel Modelo Equipamientos que caen y entran en el listado de futuros usos de la cárcel Modelo (Decidim.barcelona)

En cambio, los vecinos ya no ven prioritario un aparcamiento bajo tierra –se llegó a plantear uno de cuatro plantas–, porque no ofrecía garantías de sacar coches de las aceras al atender también usuarios de la cercana estación de Sants. El polideportivo inicialmente previsto sigue de momento en la lista, aunque sin tantos partidarios como en 2009 –en el barrio han abierto numerosos gimnasios de bajo coste y hay dos públicos a diez minutos–, por lo que podría ver reducida su dimensión o soterrarse.

Ansias de parque

El resto de la parcela será un parque. El Plan General Metropolitano (PGM) prevé 14.000 m2 de zona verde y el consistorio tratará de mantenerlos a toda costa. No solo por voluntad política, cabe recordar, sino también porque el planeamiento urbanístico solo prevé recortar superficie si se trasladan a otro espacio de la ciudad y los solares aptos para este fin escasean.

La última sesión de deliberación abordó el diseño del futuro parque y, aunque fue la que menos asistencia y consensos generó, permitió vislumbrar las dificultades para compactar el verde sin renunciar a elementos patrimoniales. A falta de un estudio de disponibilidad de luz solar –que no es uniforme en el recinto–, lo más probable es que acabe fragmentándose alrededor de las galerías.

Ejes cívicos y espacios verdes más cercanos a la clausurada cárcel Modelo, que acogerá 14.000 m2 de parque Ejes cívicos y espacios verdes más cercanos a la clausurada cárcel Modelo, que acogerá 14.000 m2 de parque (Decidim.barcelona)

En los planes municipales está pacificar Rosselló, por lo que el parque podría bascular hacía esta calle y de paso potenciar el acceso desde la avenida Tarradellas. En cuanto a la vegetación, la preferencia mayoritaria señalaba hacia especies mediterráneas, que exigen menos agua, y abundancia de árboles y arbustos en vez de céspedes lisos. Tampoco hay buena receptividad para pavimentos duros e impermeables ni para láminas de agua, dada la mala experiencia con la laguna del parque Joan Miró.

La cita evidenció sobre todo las enormes ansias de los vecinos por una zona verde en la que aislarse del tráfico del Eixample. El distrito más poblado cuenta solo con el 2% de la superficie verde de la ciudad. Por ello, los participantes propusieron un gran número de actividades y usos para el futuro parque: juegos infantiles con zona de arena, un circuito de running, taichi para séniors, un mercado de payés, una estación de gimnasia… Y también afloraron dos conflictos de convivencia recurrentes en la Barcelona de hoy, que habrá que tener en cuenta en el diseño: bicicletas y perros.

Patrimonio

También han evolucionado los consensos en patrimonio. El Plan Director presentado por Jordi Hereu en 2009 preveía conservar solo el panóptico y cinco de las seis galerías, derribando todo lo demás y construyendo un edificio en diagonal en la esquina Rosselló-Entença. La sensibilidad actual sitúa como prioridad máxima conservar el panóptico y la cuarta galería intactos y flexibiliza la conservación del resto de galerías.

Aunque hay partidarios tanto de derribarlas todas como de conservarlas todos, se abre camino como punto medio el sacrificio de las dos galerías más pequeñas para ganar espacio verde y permitir el paso a pie de Provença a Rosselló a través del panóptico. Las entidades de protección del patrimonio reclaman mantener como mínimo las galerías 1, 3, 4 y 6 para preservar la simetría –en forma de aspa– que da sentido al panóptico y al origen “modélico” de la cárcel.

Propuesta de clasificación de los edificios de la cárcel Modelo de Barcelona a preservar, adaptar y derribar Propuesta de clasificación de los edificios de la cárcel Modelo de Barcelona a preservar, adaptar y derribar (Veclus / Decidim.Barcelona)

El futuro de los cuatro ‘brazos’ largos será la decisión más controvertida en materia de patrimonio que deberá afrontar la última sesión del proceso participativo y, en última instancia, el Ayuntamiento. El Catálogo de Patrimonio de Barcelona será de poca ayuda para este debate y negociación, puesto que solo sugiere mantener el “carácter” de las galerías sin mayor especificación. En cualquier caso, se da por sentado que la estructura interior con celdas solo tiene visos de mantenerse –total o parcialmente– en el memorial de la cuarta galería.

Emergen también, fruto de un estudio arquitectónico encargado por el municipio, las singularidades de dos edificios más: el de oficinas en la calle Entença y el de talleres en Nicaragua. El consenso sobre la conservación y valor de ambos no es tan claro, aunque el primero obtuvo más simpatías que el segundo, que no obstante ha sonado como ubicación pragmática para la escuela o pisos.

Una de las garitas de vigilancia en el muro perimetral de la cárcel Modelo Una de las garitas de vigilancia en el muro perimetral de la cárcel Modelo (Àlex Garcia)

El resto de módulos –cocina, enfermería, lavandería, teatro…– son de construcción moderna y escaso interés patrimonial, con lo que tienen todos los números de ser pasto de la piqueta. Igual que los muros perimetrales, aunque es muy probable que el trazado del camino de ronda perviva en el pavimento. Otros elementos curiosos, como la glorieta de trencadís de la escuela o alguna de las garitas de vigilancia también podrían integrarse en el diseño del futuro parque.

Optimismo y preocupaciones

La de la Modelo es la primera deliberación que debe cumplir el nuevo Reglamento de Participación –impugnado por la multiconsulta–, lo que ha extendido su duración a cuatro meses y ha reforzado la vertiente online. Todos los estudios presentados y las conclusiones de cada sesión pueden consultarse en el portal Decidim.barcelona.

Pese a la ínfima publicidad institucional de este proceso participativo la afluencia media ha rondado las 70 personas por sesión. Principalmente han acudido vecinos del entorno y representantes de las entidades que han luchado por la Modelo, aunque también barceloneses a título individual y arquitectos jóvenes o jubilados. Las opiniones recabadas entre los participantes, al salir de cada taller, evidencian la pluralidad de preocupaciones y prioridades.

“Estamos contentos en general con el proceso participativo, aunque nos gustaría que se dedicara más tiempo a la deliberación”, valoraba Josep Garriga, vocal de la asociación de vecinos Esquerra del Eixample. “Como la asistencia va variando, se pierde una hora entera con la introducción y parlamentos”, lamenta. Vaticina que habrá quejas por la exclusión de los equipamientos para personas mayores, pero asume que “no hay garantías hoy por hoy” por parte de la Generalitat. Recela sobre todo de cómo los arquitectos los plasmarán los consensos y de qué equipamientos se construirán primero. “La escuela es lo más urgente”, avisa.

Tercera sesión del proceso participativo sobre el futuro de la Modelo, dedicada al espacio verde y realizada en parte en el teatro del penal Tercera sesión del proceso participativo sobre el futuro de la Modelo, dedicada al espacio verde y realizada en parte en el teatro del penal (Meritxell M. Pauné)

En este centro, operativo desde septiembre, más de la mitad de las familias proceden de Sant Antoni, donde no hay ningún instituto público. “El estudio de qué equipamientos se necesitan hoy no contemplaba Sant Antoni como área de influencia de la Model, aunque nos toca como zona de escolarización”, advertía Gemma Tost, de la AFA Eixample 1. Una delegación de padres y madres ha participado en los debates para supervisar la planificación de la escuela, que dentro de dos años necesitará patios separados para Infantil y Primaria y no cabrá en los barracones actuales.

Xavier Montagut, del Espai Germanetes, reclamó un parque más comunitario con usos “no dirigidos”. Señalaba como ejemplos mobiliario maleable que permita “tanto juntar bancos para charlar como enfrentar sillas para jugar a ajedrez” y horticultura comunitaria en los parterres en vez de “huertos individuales y cerrados”. Gabriel Gómez, hijo del autor de la Capilla Gitana y activista patrimonial, reivindicó la vertiente artística del memorial: “Quedará cojo si no se aprovecha para mostrar obra gráfica de arte social, que hoy no se expone en ningún sitio”, señala.

Especialistas y académicos también estuvieron presentes. Carles Vicente, director de Memoria, Historia y Patrimonio del ICUB, abogó por un “centro cultural vivo y no un mausoleo, que sirva de ágora para las entidades de memoria”. El presidente de SOS Monuments, Ricardo Vergara, defendió la preservación de las seis galerías como “un conjunto, fruto de un diseño global”. Finalmente el historiador Reinald González, de Veclus, ilustró a los asistentes sobre el “estapismo”, el estilo propio de Josep Domènech Estapà –muy visible en los remates de la fachada de Entença– que “hermana” a la Modelo con “la Catalana de Gas de Portal de l’Àngel, la parroquia de Sant Andreu o la facultad de Medicina del Clínic”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.