Hace ya 27 años que Michael Jordan logró su primer anillo de campeón de la NBA. En aquel lejano 1991 los Chicago Bulls se midieron a los Lakers que por aquel entonces lideraba Magic Johnson en unas finales que marcaron un antes y un después en la Liga. Tras varios intentos, los de Illinois lograron su primer título en el quinto partido de la serie. Allí Jordan anotó 30 puntos, ninguno de los cuales provino desde la línea de tres puntos.

Este dato refleja con claridad el cambio que se ha producido en la NBA en los últimos 25 años, que contrasta con las estadísticas del mejor equipo del momento. Los Houston Rockets esta temporada han lanzado por primera vez en la historia más triples que tiros de dos puntos. En total han intentado 3.470 tiros de tres frente a 3.436 de dos. Los 1.256 triples conseguidos suponen además un nuevo récord en la competición. La temporada pasada anotaron 1.181 y en este curso han logrado 200 más que su inmediato perseguidor en esta estadística, los Brooklyn Nets.

Houston tiene un porcentaje de acierto en el triple del 36%

En aquel partido de 1991, en el que coincidieron algunos de los mejores jugadores de la historia, tan solo se lanzaron 14 triples entre los dos equipos, algunos de ellos en los últimos minutos por parte de los Lakes para intentar remontar el marcador. Chicago tan solo lanzó tres veces a canasta desde más allá de los 6,75, en la actualidad la distancia está en 7,24 metros. Esta era la dinámica habitual en el baloncesto de los noventa. Ahora Houston tiene una media de 42 intentos por partido.

En la actualidad los equipos lanzan mucho más desde la línea de triple, pero Houston ha ido un paso más allá al priorizar el lanzamiento exterior sobre el interior. Además, el porcentaje de acierto se sitúa en un 36%, cuando el mejor porcentaje de la Liga lo tiene Golden State con un 39%. Vistas las cifras, esta apuesta parece más que justificada.

Este estilo de juego llamado small ball , que se caracteriza porque prácticamente no existe el juego interior, ha llevado a Houston a ser el mejor equipo de la temporada regular con un balance de 65 victorias y 17 derrotas. James Harden, Chris Paul y Eric Gordon lideran a un equipo que aspira a desbancar a Golden State en el oeste en estos playoffs y, porque no, hacerse con su tercer anillo tras los dos que lograron de la mano de Hakeem Olajuwon en los años noventa.

Deja un comentario