La cabalgata de las Magas de Enero prevista para este domingo 7 de enero a las 12.00 horas se prevé polémica.

Personas vinculadas a la extrema derecha han comenzado a darse cita mediante un mensaje en cadena vía Whatsapp ese día a esa misma hora en el Parterre, donde arranca el desfile, para reventar el desfile.

Según reza el mensaje, el objetivo de la convocatoria es “acompañar protestando a la vergonzosa cabalgata de las Reinas Magas republicanas pagada con dinero publico”.

Además, añade que repartirán “pequeñas banderas valencianas y españolas , así como pitos” y que “al final en la plaza del Ayuntamiento con una estruendosa pitada” impedirán que Ribo dé su discurso: “Como el 9 de octubre, que sean conscientes que el pueblo valenciano está con sus tradiciones”, finaliza el mensaje, en alusión a los incidentes acaecidos durante la festividad de la Comunitat por los que ya hay 17 imputados.

El dirigente de España 2.000, José Luis Roberto, anuncia en su perfil de Facebook que asistirá a la cabalgata

El dirigente de España 2.000, José Luis Roberto, anuncia en su perfil de Facebook que asistirá a la cabalgata

Al respecto, el líder de España 2.000, José Luis Roberto, ya ha anunciado en su perfil de Facebook que asistirá al desfile.

Roberto está siendo  investigado por un juzgado de Llíria tras la concentración intimidatoria de varios miembros de España 2000 a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, durante la noche del 18 de octubre.

Los actos públicos, objetivo de la extrema derecha

El pasado 9 de Octubre, día de la festividad de la Comunitat Valenciana, más de 300 ultras se concertaron vía redes sociales en una concentración no autorizada por el Gobierno como protesta por una manifestación en la que participaban entidades independentistas como la CUP y Arran.

La contramanifestación de los grupos de extrema derecha acabó con numerosas agresiones y posteriormente, con detenciones. Ya por la mañana, en la procesión cívica en la que participan los representantes políticos de los diferentes partidos, se registraron incidentes en forma de insultos por parte de ultras, con los partidos de izquierdas como principal blanco de las críticas.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano,  la mayoría de los arrestados son miembros de la peña del València CF Ultras Yomus aunque también hay miembros del regionalismo de extrema derecha valenciano.

En una primera operación, la policía nacional detuvo a 13 personas vinculadas con las agresiones. Una vez abierta la investigación en el juzgado y gracias a la aportación de imágenes de las acusaciones y la Unió de Periodistes Valencians, el juez imputó a otra persona y pidió más pesquisas. De momento son 17 los imputados.

Días más tarde, el 18 de octubre, varios miembros del partido de ultraderecha España 2000 se presentaron por la noche ante el domicilio de la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, enmascarados, con una bandera de España y cantando a gritos canciones a favor de “la unidad de España”. Los ultras lo han retransmitido en directo a través de una red social.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.