Se podría decir que esta no es la mejor época de Mariah Carey. La cantante revelaba hace unos días que sufre un trastorno de bipolaridad que le fue diagnosticado en 2001 y que no ha querido hacer público hasta ahora porque se negaba a admitir la enfermedad. Ahora, la diva, que parece haber madurado en ese aspecto, se atrevía a sincerarse ante sus fans en una entrevista en People.

A todo esto se sumaba las críticas de algunos seguidores por pasarse con el photoshop en la mayoría de las imágenes que cuelga en las redes y también trata de no recordar su fatídica actuación de Nochevieja para dar la bienvenida al 2017.

Pero si esto ya resultaba duro de por sí para ella, se le ha sumado algo inesperado. Su exmánager, Stella Stolper, le ha denunciado por acoso sexual. Stolper ha asegurado a la revista TMZ, que la artista se desnudaba constantemente frente a ella con el objetivo de excitarla.

La extrabajadora asegura que, en alguna ocasión, le había pedido que ella se desnudara o que llevara solamente una gorra roja. Algo que nunca llegó a aceptar. Entonces, ha explicado, que Carey pasaba a la acción y practicaba sexo subido de tono delante de ella, con el objetivo de que se acabara uniendo.

Por su parte, la cantante, a través de su actual representante, ha enviado un comunicado de prensa este martes en el que aseguraba que “Stella Stolper fue despedida de su puesto como mánager de Mariah Carey debido a que no ejercía de manera efectiva y prestaba un mal servicio”.

La intérprete de Hero también ha advertido de que su ex compañera de trabajo, una vez supo que cabía la posibilidad de ser despedida, se dedicó a difundir rumores falsos.

Deja un comentario