La estación de esquí de Masella (la Cerdanya) permanecerá abierta ininterrumpidamente hasta el 1 de mayo debido a que las reservas de nieve son “excelentes“, han informado los responsables de las instalaciones este jueves en un comunicado. El complejo, que ha celebrado el 50 aniversario, abrió el pasado 10 de noviembre y tendrá la temporada más larga del Pirineo.

Actualmente, los espesores en cotas altas (Tosa d’Alp) se sitúan en los 250 centímetros de nieve, y en cotas bajas en 110 centímetros, y las nevadas generosas de invierno y un inicio de primavera sin precipitaciones permite alargar la temporada un mes más de lo previsto.

Desde Masella han explicado que hacia años que no se registraban nevadas como las de este 2018. La estación gerundense aborda la Semana Santa con optimismo, con un 100% de los remontes abiertos y también con la totalidad de las pistas operativas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.