La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a pagar más de 2 millones de euros a 39 vecinos afectados por el amianto de una fábrica en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), ha informado Colectivo Ronda este lunes en un comunicado.

En el fallo, condena a la empresa Uralita (actualmente Corporación Empresarial de Materiales de Construcción) y la obliga a indemnizar a vecinos de Cerdanyola y de Ripollet sin relación laboral directa con la empresa, pero que vivían y trabajaban cerca de la misma.

Según el bufete, se trata de la primera resolución judicial que hace responsable a la citada compañía de las enfermedades y defunciones de personas sin vinculación laboral directa y por exposición a amianto en su mayor centro productivo en España, y que funcionó entre 1907 y 1997.

La sentencia considera que la empresa “no actuó con la diligencia exigible al hacer emisiones sin el control adecuado al ambiente exterior de fibras de amianto de su explotación industrial, con lo que incurrió en responsabilidad por los daños causados en las poblaciones circundantes”.

“Se ha estudiado científicamente que la mayor exposición a la inhalación de fibras de amianto en las localidades de Cerdanyola del Vallès y Ripollet ha provocado en dichas poblaciones una mayor incidencia de las enfermedades relacionadas con la inhalación de fibras de amianto”, dice el fallo.

Los abogados han resaltado que las localidades de Cerdanyola y Ripollet están consideradas las “zona cero” del amianto en España por la incidencia extrema de enfermedades causadas por este grupo de minerales entre su población.

Deja un comentario