Que el cine, la publicidad o las revistas influyen directamente en la construcción de estereotipos físicos no es nada nuevo, pero las adolescentes japonesas han decidido ir un pasó más allá. La última moda en el país nipón consiste en reducir al máximo la ingesta de alimentos para convertirse en una princesa Disney.

Son ya centenares las jóvenes que están siguiendo la conocida como ‘dieta Cenicienta’ para parecerse a sus princesas de cuento de hadas. Esta moda se inició en Japón, pero se está extendiendo rápidamente por otros países a través de las redes sociales.

Estas dietas tan restrictivas son extremadamente peligrosas para la salud Estas dietas tan restrictivas son extremadamente peligrosas para la salud (Sorajack / Getty Images/iStockphoto)

La fórmula para calcular el peso ideal para parecerse a Cenicienta, según los promotores de la dieta, es elevar al cuadrado la altura y multiplicar el resultado por 18. Esta cifra indica el índice de masa corporal que, para tener un peso saludable, debería situarse entre 18,5 y 24,9, dependiendo de la constitución de cada persona.

Esta dieta obliga a restringir de manera drástica los alimentos hasta alcanzar la tan deseada cintura de avispa. Por ejemplo, una mujer que mide 1,70m debería pesar 52kg. Se trata de una dieta extrema para lograr un peso concreto “al precio que sea”, describe Andrea Arroyo. Psicóloga sanitaria, dietista nutricional y profesora de la UOC, Andrea Arroyo recuerda que este tipo de planes se centra “en el criterio del peso, no en el de la salud”, lo cual acaba siendo “un fracaso garantizado”.

Los peligros de la imitación

“Si te basas en la premisa de alcanzar las proporciones de la figura de una princesa de dibujos animados: te olvidas de una idea esencial, quieres imitar un personaje ficticio que se aleja de la realidad de cada persona”, explica Arroyo.

Por otro lado, la nutricionista recuerda que estas dietas son especialmente peligrosas en las adolescentes, ya que estas tienen unas necesidades nutricionales específicas: “Tenemos una necesidades que hay que cubrir y si hacemos una restricción importante, existe un gran riesgo de déficits nutricionales”, argumenta.

Lograr la cintura de Cenicienta es imposible Lograr la cintura de Cenicienta es imposible (WillSelarep / Getty Images)

La edad de estas chicas las hace especialmente sensibles también a sufrir trastornos alimentarios, porque están buscando “una solución momentánea para tener un cuerpo como el de Cenicienta, que es imposible conseguir”.

La ‘dieta Cenicienta’ pone en relevo “la presión social hacia la mujer para que esté delgada”, según el dietista i nutricionista Alex Vidal, que añade que mientras la mujer “debe estar perfecta siempre”, si es el hombre el que está más pasado de peso “no pasa nada”.

Para la profesora de comunicación de la UOC, Ana Isabel Bernal Triviño, denuncia el “bombardeo” constante que reciben las niñas hasta el punto de que se les pida que se parezcan a un personaje de dibujos animados y asegura que a la sociedad moderna aun le queda “mucho por hacer” para luchar contra estos estereotipos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.