El 2018 arrancó con una ralentización en la demanda de los turistas extranjeros, reflejada en la caída de la estancia media (-3,7%) y la congelación de las pernoctaciones. Según el balance del lobby turístico Exceltur, este menor protagonismo de los visitantes extranjeros tiene que ver con una “notable recuperación” de países competidores como Egipto y Turquía, que en los dos primeros meses del año han ganado 1,4 millones de turistas.

En todo caso, Exceltur ha destacado este miércoles que el frenazo en la demanda extranjera se está viendo compensada por la mejora de los turistas domésticos. Por ejemplo, reseñan la subida del 2,4% de las pernoctaciones en hoteles de 4 y 5 estrellas o el incremento de los viajes internos en un 15,7%. “Empieza a haber más alegría”, ha señalado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Los turistas nacionales compensan a los extranjeros

Este cambio en el patrón está afectando más a la oferta de sol y playa, mientras que las grandes ciudades se han beneficiado del interés de los extranjeros por las escapadas urbanas de fin de semana y la llegada de más visitantes españoles.

En todo caso, los empresarios ponen en valor la buena evolución del gasto de los turistas extranjeros, que ha subido un 4,9% en el primer trimestre del año. Sobre las previsiones para los próximos meses, Exceltur avanza que el 60% de los empresarios turísticos esperan mejorar en el segundo trimestre sus ventas y casi uno de cada cuatro estima que aumentarán sus resultados.

Deja un comentario