Batacazo de la CUP. Con el 70% escrutado, los anticapitalistas pierden más de la mitad de los votos que lograron en 2015 y pasan de diez a cuatro diputados. Los asamblearios, que lograron el 8,21% de los votos hace dos años, se quedarían en un 4,36% de apoyos.

Con todo, los cuatro diputados anticapitalistas serían clave para la eventual mayoría absoluta independentista, ya que la suma de JxCat y ERC asciende a 66 escaños, a dos de los 68 necesarios.

Los anticapitalistas pierden apoyos hacia el resto de candidaturas independentistas. Pierden el diputado que tenían por Lleida y Tarragona y cuatro de sus siete representantes por Barcelona. Sí lograrían mantener el escaño por Girona obtenido en 2015.

Deja un comentario