La CUP no será ningún impedimento para que se constituya una Mesa de “mayoría republicana” y para investir un “Govern republicano”. Así lo ha asegurado este mediodía el número uno de los anticapitalistas, Carles Riera. Ahora bien, los cuperos muestran su preocupación porque consideran que hasta hoy se hablado únicamente de quién puede ser investido y no de cómo se debe “materializarse la república” proclamada el 27 de octubre. Y para ello, Riera ha afirmado que el único modo factible es la unilateralidad, “puesto que no hay posibilidad ahora mismo de diálogo con la otra parte” ha añadido la número dos, Maria Sirvent, por lo que han llamado a Junts per Catalunya y ERC a comprometerse con la unilateralidad.

En todo caso, el cupero ha aseverado que nunca se comprometerán con un Govern que acate el 155 o quiera desenvolupar un programa autonomista. “Sinceramente, no nos podemos imaginar que se nos presente un escenario de este tipo”, ha señalado Riera, “ya que estarían traicionando a su electorado”. Por eso, la CUP quiere conocer lo antes posible las intenciones de la listas que lideran Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. “Si nos explican cómo se puede hacer todo de forma no unilateral, nos sorprenderán”, ha insistido Riera.

Es imprescindible que se obedezca el “mandato popular del referéndum del 1 de octubre”

A la espera de que las otras dos fuerzas les hagan saber sus posibles acuerdos alcanzados ayer en Bruselas, los cuperos quieren dejar claro que esperan el programa de gobierno previsto y JxCat y ERC especifiquen su acción al frente de la Generalitat. Riera ha valorado que “hoy se esté más cerca que ayer” tras conocer a través de los medios de comunicación la negociación entre Carles Puigdemont y Marta Rovira, pero ha argumentado que es imprescindible que se obedezca el “mandato popular del referéndum del 1 de octubre”. Sin embargo ha señalado un “antecedente inquietante: el Govern de Puigdemont se retiró el 28 de octubre de la materialización efectiva y ejecución de la república, con lo que existe el peligro que el Govern vuelva a una pantalla autonómica y la CUP de ninguna manera aceptará. Hay que retomar la tarea que dejó pendiente el 1-O”, ha insistido Riera.

Respecto a la Mesa, la CUP ha asegurado que desde Junts per Catalunya les han tanteado para saber si aceptarían un cargo en este órgano. También ha confirmado que tanto JxCat como ERC han apuntado la posibilidad de cederles un diputado para que puedan formar grupo propio en el Parlament. Sin embargo, Riera ha asegurado que estos aspectos hoy por hoy son secundarios y no comprometerán su decisión sobre la investidura y han rechazado por completo unas nuevas elecciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.