El ministro de Asuntos Exteriores de Catar, Mohammed bin Abdul Rahman al-Thani, afirma que el conflicto entre su país y los países del golfo Pérsico estalló cuando Doha no quiso extraditar a una mujer a Emiratos Árabes, informa IBT.

La mujer de la que habla al-Thani se marchó con su marido de Emiratos Árabes a Catar en 2013. Cuando su esposo se fue a Gran Bretaña, ella se tuvo que quedar en Catar por razones familiares. Sin embargo, al cabo de un tiempo, cuando quiso renovar su pasaporte, la embajada emiratí se lo denegó, sugiriendo su inmediata extradición del país.

“El príncipe Tamim [emir] se negó a extraditar a la mujer porque no era buscada por ningún delito, y eso sería contrario al derecho internacional y a la Constitución catarí“, dijo a la televisión estatal de Catar el ministro Exteriores al-Thani, citado por IBT.

A partir de esa declaración, los países cercanos como Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Egipto rompieron sus relaciones políticas y económicas con Catar en junio del año pasado. Todos ellos explicaron que esa decisión se debe a que consideran que Doha financia organizaciones terroristas, por lo que quieren proteger sus propios países “contra los peligros del terrorismo y el extremismo”.

Dos meses antes de la escalada del conflicto, el ministro de Exteriores catarí intentó obtener una explicación sobre esas acusaciones, obteniendo la respuesta de que las relaciones entre los países volverían a la normalidad si la mujer sería extraditada a Emiratos Árabes. A lo que Catar dijo que no va a cumplir esa petición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.