“Lo que hemos visto es que estas grandes tecnológicas se ahogan ante un problema de gestión de datos personales.” Con esta frase a resumido el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, su análisis del conflicto de credibilidad al que se está enfrentando Facebook.

Roldán ha explicado que “este conflicto demuestra los retos que implica la digitalización del sistema financiero” y a ha asegurado que la banca lleva años teniendo que responden a legislaciones muy estrictas en materia de seguridad de datos de sus clientes, por ello considera “que está mucho mejor preparada que las grandes tecnológicas para prestar servicios financieros en el mundo digital”.

12.060 millones de euros de beneficio

En este contexto, Roldán ha reiterado la demanda tradicional de la banca cuando habla de la digitalización del sector. “Exigimos la misma legislación para todos”, y ha comentado que esta es la única forma de competir en igualdad de condiciones.

Y es que, el reto digital es uno de los principales objetivos a los que se enfrenta el sector. “Ha pasado de ser un tema marginal a estar en la agenda de todas las entidades”, aseguró. Aunque no es, ni mucho menos, único reto al que tienen que hacer frente tal y como ha explicado el presidente de la patronal bancaria con motivo su intervención para presentar las cuentas de la organización en 2017.

Una oficina del Popular en Madrid Una oficina del Popular en Madrid (Dani Duch)

Según esos datos, los bancos agrupados en la AEB continúan avanzando en la recuperación y cerraron 2017 con un beneficio de 12.060 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,3% respecto al año anterior según los resultados comparables. Esto es dejando a un lado el impacto negativo de Banco Popular tanto en 2016 como en 2017. “Hemos dejado atrás los peores años y estamos en la última etapa de limpieza de los balances”, ha asegurado un moderadamente optimista José María Roldán.

No podemos descartar que la consolidación de oficinas continúe”

José María Roldán

Presidente de la AEB

“Hemos logrado salir de la crisis de una forma más solvente, más segura y con la confianza de los clientes”, ha asegurado. Aún así, los datos de rentabilidad que aporta el sector todavía no convencen a pesar de haber cerrado el 2017 con una rentabilidad sobre capital (ROE) del 6,16%, frente al 4,09% de 2016. “Estamos mejor que otros sistemas bancarios en la eurozona, pero no hemos a cubrir el coste de capital que demandan nuestros socios”. Por ello, aunque el descenso en número de empleados está estabilizado, el presidente de la AEB ha asegurado que “en un entorno de transformación digital no podemos descartar que la consolidación de oficinas continúe”

También continuará el ajuste de conjunto de dotaciones y provisiones por deterioro de activos financieros a pesar de que en 2016 ha sido de un 10% inferior al de las anotadas el año anterior. Un dato que Roldán ha calificado de positivo, pero que todavía llevara unos dos o tres años ajustar gracias al esfuerzo cercano a los 20.000 millones de euros anuales.

Roldán descarta una burbuja financiera

El 2017 tampoco fue el año de la recuperación del crédito. Los bancos de la AEB prestaron 51.000 millones de euros menos, en total se prestaron 1,48 billones de euros, lo supone una reducción del 3,3% anual. Todo ello en un entorno en el que la morosidad del crédito se ha reducido de forma significativa.Los saldos contabilizados como de dudoso cobro se han reducido un 20% y la ratio de morosidad ha caído hasta el 4,6% en 2017. Por su parte, el nivel de cobertura quedó en el 62%, frente al 64% del año pasado.

En este contexto sorprende la recuperación del crédito promotor para financiar al sector inmobiliario que José María Roldán analiza como parte natural de la recuperación y lejos de cualquier atisbo de burbuja inmobiliaria. “Los datos están muy lejos de los que vimos antes de la crisis “, ha asegurado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.