La baja involuntaria impide el derecho de subsidio

[ad_1]

El Tribunal Supremo ha declarado que la dimisión voluntaria por parte de un trabajador no es considerada como un estatus legal de desempleo, por lo que quienes opten por desertar de manera intencional, incluso si es en período de prueba, no tendrán derecho de subsidio.

Un trabajador ha solicitado ante la sala de lo Social del Tribunal Supremo que le fuese otorgado el cobro del subsidio de desempleo para personas mayores de 52 años, sin embargo, el juzgado de lo social del Supremo desestimó la demanda alegando que su dimisión como trabajador no es considerada una forma de desempleo.

Una demanda ante el Tribunal Supremo

El empleado había estado ejerciendo su derecho de subsidio desde Abril del 2009, sin embargo, en el año 2011 fue suspendido, por lo que solicitó su reanudación ante el Servicio Público de Empleo Estatal. Tiempo después, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia anuló el fallo del Supremo para declarar el derecho del empleado de acceder al subsidio que ya cobraba anteriormente, alegando que la Ley General de la Seguridad Social no instituye que debe encontrarse en estatus legal de desempleo para acceder al préstamo asistencial.

Sin embargo, la Sala de lo Social estima que si se realiza un trabajo por cuenta ajena en un lapso menor a doce meses, es causa suficiente para la detención del subsidio; no obstante, el afectado podría declarar una inscripción como demandante de empleo lo que sí justificaría un estatus legal de relevo. Esta sentencia antecede a la Sala Cuarta, la cual ha concluido que el derecho de subsidio para mayores de 52 años con desempleo debidamente justificado, puede prolongarse hasta que el trabajador alcance la edad exigida para cobrar pensión.

Sin embargo, la Sala de lo Social recalca la importancia de que los desempleados cumplan con las obligaciones propias del derecho de subsidio, como son buscar activamente empleo o aceptar una colocación adecuada. A su vez, la magistrada Rosa María Viroles ha mostrado su postura en desacuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo al reconocer que el trabajador no debe ser exigido a encontrarse en situación legal de desempleo.

La magistrada ha destacado que si un trabajador suspende su contrato a los pocos días de su inicio, sin que hubiesen transcurrido doce meses, nada obstaculiza que puede tener derecho a subsidio de desempleo, por lo que señaló que es importante reconocer el derecho del trabajador de reanudar el cobro.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario