EL POLITIKO

SIN CENSURA

La Asociación Unificada de Guardias Civiles pide la dimisión del director de la DGT

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha pedido la dimisión del director general de la DGT, Gregorio Serrano, por la gestión del temporal de nieve en la AP-6 este fin de semana, después de que más de 3.000 vehículos quedasen atrapados desde la tarde del sábado al mediodía del domingo.

“Entendemos que el director de la DGT tiene que asumir responsabilidades y tiene que ser normal reconocer que se ha equivocado y dejar paso”, ha afirmado en declaraciones a Europa Press el portavoz de la asociación, Juan Fernández.

A su juicio, el temporal pone de manifiesto una “falta de previsión” por parte de la DGT al no haber un “plan de actuación” cuando este fin de semana coincidía con “plena operación retorno” de la Navidad. “Han sido incapaces de crear un plan para intentar paliar todo lo que los ciudadanos han exigido durante este fin de semana, por eso solicitamos la dimisión del director de la DGT”, ha resumido.

Aunque Fernández considera que lo ocurrido este domingo en la AP-6 ha sido algo “circunstancial”, también pone de relieve lo que venían reclamando desde la asociación: “La Guardia Civil está viendo reducir sus efectivos año tras año y la gestión material tampoco está siendo la correcta”. De hecho, en un comunicado la AUGC atribuye la situación vivida este fin de semana a la reducción de plantilla de guardias civiles de Tráfico.

Por su parte, Serrano, en declaraciones a los medios, ha insistido en que no tiene pensado dimitir tras la gestión de la AP-6, aunque sí reconoce que asume “todas las críticas” por ello. En declaraciones a ‘Las Mañanas de Cuatro’ recogidas por Europa Press, ha apuntado que respeta que su dimisión haya sido solicitada por la oposición y ha admitido que “quizás se pudo hacer más”.

Preguntado sobre la petición de dimisión por parte de la AUGC, Serrano ha señalado que no es la Guardia Civil quien exige su cese, sino “una asociación”, y ha vuelto a insistir en que no va a dejar su puesto: “Nadie me lo ha pedido, considero que no debo hacerlo”.

“Deberíamos pedir disculpas y analizar qué es lo que ocurrió”, se ha disculpado el director de la DGT, que también ha incidido en que hay que buscar responsabilidades por lo sucedido.

Según la asociación, situaciones como las de este fin de semana “dejan clara la necesidad de cambios en la Jefatura de la Agrupación de Tráfico”, al no ser “de recibo que se avisase a los guardias civiles una vez que el colapso de las carreteras era evidente, con patrullas procedentes de otras provincias siendo desplazadas hasta los puntos conflictivos y con servicios de 12 y 14 horas, o guardias civiles llamados a sus domicilios a las dos de la mañana para prestar servicio”.

Para la AUGC, se trata de actuaciones que dejan patente la “falta de criterio y profesionalidad de la cadena de mando”, así como la “improvisación vivida en plena operación retorno y con una previsión de temporal anunciada”.

El aumento de muertos no es “casualidad” 

Además, para la entidad “no puede ser casualidad” que el “trágico cambio de tendencia” en lo que se refiere a la siniestralidad vial “coincida con la pérdida de efectivos” en la Guardia Civil. Para la AUGC, el cuerpo cuenta desde 2011 con 5.200 agentes menos, con la consiguiente reducción del número de patrullas en las carreteras.

“La ecuación parece sencilla de resolver: a menor recursos humanos y materiales, mayor siniestralidad en las carreteras, y por lo tanto incremento de pérdida de vidas”, justifican desde la AUGC, que critica que la “fórmula mágica” de Interior y la DGT es “abusar de unos trabajadores públicos imponiéndoles un aumento de horas en su jornada laboral, con cargas extras de trabajo para el personal operativo, aumentando el estrés y la fatiga de las bases del cuerpo”.

En este sentido, lamentan que la situación haya sido así en “los últimos meses del pasado año” y que, en lugar de reforzar esas demarcaciones con nuevos efectivos y medios o adoptar otras medidas organizativas, “se elige la vía más barata y sencilla: intentar trasladar a los últimos miembros de la escala toda la responsabilidad de mejorar una negra estadística a costa de atropellar sus derechos laborales” y, además, “sin la menor explicación de un plan para contrarrestar las muertes en carretera”.

Igualmente, rechaza la política que pretende llevar a cabo la DGT con las inversiones en medios materiales como radares y drones, si ello supone reducir las patrullas en carretera de guardias civiles de Tráfico y de sus vehículos oficiales, porque a su juicio, cuando suceden incidencias como ha ocurrido con el temporal de nieve en la AP-6, la mayor presencia de los guardias civiles de Tráfico contribuye a “mejorar el servicio del ciudadano”.

Por ello, la AUGC ha elaborado un escrito que hará llegar en los próximos días al Director General de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, para que adopte las medidas necesarias e introduzca cambios en el funcionamiento y la interlocución entre los representantes de los guardias civiles y los máximos responsables de la institución.

La asociación lamenta que todas estas circunstancias inciden en la seguridad de los ciudadanos y critica que situaciones como la vivida este fin de semana queda “en manos de la improvisación y la profesionalidad” de los compañeros de la Guardia Civil, que deben hacer un “esfuerzo extra para tratar de compensar esta nula previsión y la falta de medios”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.