El secretario general de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Enric Blanes, ha asegurado que podía darse en Catalunya un “gobierno mixto con políticos en el exilio y en el interior del país”, ya que las circunstancias son tan “anómalas que pueden exigir soluciones singulares”.

En declaraciones a Onda Vasca, Blanes ha indicado, por otra parte, que en Catalunya lo que se está produciendo es una “polarización política, pero no una fractura social”.

Se estaría ante un ejecutivo con “consellers como miembros del gobierno sin cartera y consellers que estén al frente de los departamentos en el día a día”

Cuestionado por la decisión del Tribunal Supremo respecto la posible excarcelación de Oriol Junqueras, Blanes ha sostenido que “todos los indicios apuntan a que continuará en prisión preventiva”. En este sentido, ha incidido en que lo afirmado por Junqueras ante el Supremo es “absolutamente cierto” e incluso las personas que pueden estar contra la independencia saben que es “una persona de paz y siempre ha sabido mantener un tono muy respetuoso con quien piensa lo contrario”. “Tiene unas convicciones morales y religiosas muy profundas”, ha añadido.

Por otro lado, ha reconocido que desconoce quién será investido presidente de Catalunya al depender de “muchas variables”, entre ellas la decisión personal que tome Carles Puigdemont, aunque ha subrayado que el independentismo “ha ganado en condiciones muy adversas”.

“Lo que hemos visto desde 2012 es que siempre se acaba produciendo un acuerdo pese a la presión política que puede haber”

En este contexto, y cuestionado por la identidad de los posibles candidatos a la investidura, ha señalado que lo que importa a la ANC es que “se garantice la unidad de acción de los partidarios de la república y que tengamos un gobierno fuerte con un apoyo parlamentario sólido”.

“Lo que hemos visto desde 2012 es que siempre se acaba produciendo un acuerdo pese a la presión política que puede haber. También ha habido diferencias y rivalidad entre candidaturas durante la campaña pero creemos que habrá acuerdo”, ha añadido.

Tras manifestar que la aplicación del artículo 155 es “un golpe de estado que con sus votos la gente ha revocado”, ha defendido que “hay un gobierno legítimo que está en parte en prisión, en parte amenazado de volver a la prisión y en parte en el exilio y lo que se debe restaurar es este gobierno de manera pragmática”.

Las circunstancias en Catalunya son “tan anómalas que pueden exigir soluciones singulares”

Blanes ha advertido además de que en el futuro se podría dar en Catalunya un “gobierno mixto con políticos en el exilio y en el interior del país”. Según ha detallado, se estaría ante un ejecutivo con “consellers como miembros del gobierno sin cartera y consellers que estén al frente de los departamentos en el día a día”. A su juicio, las circunstancias en Catalunya son “tan anómalas que pueden exigir soluciones singulares”.

Asimismo, ha afirmado que el expresidente de la ANC y número dos de Junts per Catalunya en las elecciones del 21D, Jordi Sánchez, se encuentra, pese a estar encarcelado, “muy fuerte y convencido de su posición”. “Nos parece una arbitrariedad muy grave que estén en prisión y estamos esperanzados en que puedan salir pronto porque no hay causa”, ha añadido.

Por último, ha remarcado que el movimiento independentista está “siempre dispuesto a la negociación” y ha valorado que “se ha solicitado hasta 18 veces que el referéndum fuera acordado”. “La unilateralidad la vemos en el 155 que no se ha consultado a la población catalana”, ha concluido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.