El gobierno francés está buscando una alternativa a WhatsApp y Telegram como medida para evitar el espionaje de conversaciones privadas entre altos funcionarios, dijo el lunes el ministerio digital. Para ello están desarrollando un sistema de mensajería cifrado.

Y es que el caso de Cambridge Analytica ha hecho saltar todas las alarmas en Francia. Lo que más preocupa al presidente Macron es el hecho de que ninguna de las principales aplicaciones de mensajería, como WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger, tenga su sede en Francia, por lo que aumenta el riesgo de violación de datos en servidores fuera del país.

Según Reuters, unos veinte funcionarios del Elíseo están testeando una nueva aplicación desarrollada por una compañía francesa. La idea es que esta nueva app sea de uso obligado para todo el gobierno francés en pocos meses.

La portavoz del Ministerio Digital francés asegura que ante los incumplimientos que están observando por parte de estas apps, “debemos tomar la iniciativa y encontrar una manera de tener un servicio de mensajería cifrado que no esté encriptado por Estados Unidos o Rusia”, dijo la portavoz.

El Elíseo está preocupado por los problemas de seguridad que se han producido en las apps de mensajería

De la nueva aplicación del gobierno francés solo se sabe, de momento, que se ha desarrollado sobre la base del código gratuito que se encuentra en Internet. No se descarta que una vez desarrollada, esta app pueda ponerse a disposición de toda la ciudadanía.

Actualmente, el gobierno de Macron utiliza principalmente Telegram, pues parece que el presidente francés es un auténtico fanático de esta app que le sirvió para planear su ascenso al poder y organizar las elecciones que le llevaron a la presidencia.

Telegram, la aplicación favorita de Macron Telegram, la aplicación favorita de Macron (Mauritz Antin / EFE)

En aquel momento, Macron buscaba un servicio de mensajería cifrado que fuera inaccesible para sus rivales, y por eso optó por Telegram. Esta app fue desarrollada en 2013 por los ingenieros rusos Nikolai y Pavel Durov y se consideraba más segura que WhatsApp o Facebook Messenger porque todos sus datos están encriptados.

Sin embargo, a principios de este año, la preocupación por la privacidad en Francia empezó a crecer y las herramientas de seguridad de la firma francesa de seguridad Thales instaladas en los teléfonos inteligentes de trabajo de los funcionarios franceses impidieron el uso de WhatsApp o Telegram.

Macron utilizó Telegram en su ascenso al poder y en las presidenciales

Deja un comentario