El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha afirmado que la intención de su grupo sigue siendo investir como presidente de la Generalitat a Carles Puigdemont y, si finalmente opta por otro candidato, sería un opción “provisional” mientras busca la manera de situarlo de nuevo al frente del Govern.

“Lo que quiero transmitir claramente es que cualquier solución que no sea el presidente Puigdemont será provisional. Lo hemos dicho reiteradamente”, ha explicado en una entrevista de Europa Press el diputado, jurista de formación y profesor universitario que se presentó con JxCat en calidad de independiente.

JxCat está estudiando “todos los escenarios”, por lo que no tiene decidido si la próxima investidura que intentará será la de Puigdemont o la de otro candidato, pero asegura que tarde o temprano en esta legislatura conseguirá que el expresidente vuelva a capitanear el Governcatalán.

La intención es que Puigdemont vuelva a capitanear el Govern

“Tenemos la convicción de que la voluntad democrática de los ciudadanos, que es tener un Govern presidido por Puigdemont, se podrá cumplir mucho antes de que acabe la legislatura. Quizá lo tendremos que intentar más de una vez, pero lo que no haremos es renunciar”, expone el vicepresidente de la Cámara.

JxCat está analizando “si en estos momentos podrían haber las circunstancias para investir” a Puigdemont ya que considera que, desde su detención, han cambiado algunos condicionantes y se cumple uno de los requisitos que en su día puso el Tribunal Constitucional: pasar a disposición judicial.

Josep Costa (izq) es el vicepresidente de la Mesa del Parlament que preside Roger Torrent Josep Costa (izq) es el vicepresidente de la Mesa del Parlament que preside Roger Torrent (Àlex Garcia)

Si finalmente JxCat optara por otro nombre, Costa recuerda que “Puigdemont solo accedió a renunciar provisionalmente a su investidura por todos los obstáculos y bloqueo para que se pudiera hacer un Govern provisional y de transición hasta que él pudiera ser investido”.

Esgrime que el Parlament ha reivindicado hasta en dos ocasiones la legitimidad del expresidente –en resoluciones aprobadas el 1 de marzo y del 28– y concluye: “Entendemos que es nuestro presidente y así le reconocemos. Falta el trámite formal de la investidura, pero el presidente no deja de serlo por el hecho de que el Rey de España no firme su nombramiento”.

¿Elecciones anticipadas?

El vicepresidente del Parlament rechaza celebrar unas elecciones anticipadas como mecanismo para el desbloqueo de la situación actual, pero admite que no se pueden descartar por los obstáculos del Estado a los nombres que se han propuesto hasta ahora: “Si quieren poner de presidente quien nos diga Mariano Rajoy que le gusta, entonces puede que no haya los votos para hacerlo”.

También ha avisado de que en ningún caso JxCat contempla que Puigdemont renuncie al escaño para facilitar la investidura: “Este no ha sido nunca un escenario realista. JxCat nunca le pedirá al presidente que renuncie a su escaño. JxCat es la lista del presidente y no renunciaremos nunca a su investidura”.

Costa recuerda que, si renunciara al escaño, se truncaría el plan para hacerlo presidente en algún momento de la legislatura –la ley obliga al presidente a ser diputado–, y lanza una advertencia: “Creo que es importante dejar constancia que no entenderíamos que ninguno de nuestros socios (ERC y la CUP) nos pida esto”.

Puigdemont permanece ingresado en la prisión de Neumünster Puigdemont permanece ingresado en la prisión de Neumünster (Frank Molter / AFP)

JxCat contempla que una de las investiduras provisionales a la espera de Puigdemont sea la de Jordi Sànchez, y para lograrla esgrimiría la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU que insta a España a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar sus derechos políticos: “Haremos todo lo que esté en nuestras manos para exigir su cumplimiento”.

Ante el escenario de que el Gobierno y los tribunales no accedan, Costa admite que este comité no tiene medidas coercitivas para obligarles, pero asegura que sí podría condenar a España por su incumplimiento y lamenta: “Sabemos que ahora mismo en el Estado el respeto por los derechos humanos no es una prioridad”.

El futuro de JxCat

La lista de JxCat a las elecciones es el resultado de una fusión entre militantes del PDeCat e independientes, y un grupo de los segundos está determinado a crear una asociación para dotarse de una estructura estable al margen de los primeros.

Costa aclara que sería una asociación para agrupar a los miembros de JxCat que no están adscritos a ninguna organización política, y puntualiza: “No es una prioridad ahora mismo. Nosotros estamos centrados en hacer Govern, hacer república y desencallar la legislatura y salvar los obstáculos del Estado”.

Concluye que el objetivo de JxCat es ampliar la base del PDeCAT, y que las dos estructuras deben poder convivir perfectamente: “No tiene que crear ninguna tensión con el PDeCAT. En el PDeCAT está muy claro cuál es su estructura y cuál es su dirección”.

ERC pide movilizaciones pacíficas

Por su parte, el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha pedido hoy que las movilizaciones que se convoquen para reclamar la puesta en libertad de los “presos políticos” sean siempre “pacíficas”, para no perjudicar al proceso independentista, y ha abogado por abrir una “mesa de negociación” con el Estado.

En declaraciones a Efe, Sabrià se ha referido a la voluntad de su partido de que se produzca una negociación bilateral entre el nuevo Govern y el Ejecutivo central para abordar el conflicto político en Catalunya, aunque se ha mostrado muy escéptico con la posibilidad de que este diálogo pueda producirse con Mariano Rajoy en la Moncloa.

“Nosotros estamos dispuestos a sentarnos siempre, también con los actuales dirigentes del Estado”, ha afirmado Sabrià, si bien ha reconocido que hay “pocas opciones” de que esto pase a corto plazo.

“No confiamos en la voluntad negociadora del Gobierno del PP -ha afirmado- porque, ante nuestras demandas democráticas y pacíficas, siempre hemos visto un Estado español que no quiere hablar de nada y cuyo único lenguaje es el de las porras, los tribunales y la represión”.

Ahora bien, ha subrayado Sabrià, “tarde o temprano este conflicto político acabará siendo tratado en una mesa de negociación”, que ERC entiende que “se formará por desbordamiento democrático” y también por “presiones desde el ámbito internacional”, las cuales, sin embargo, “no se producen tan deprisa como nos gustaría”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.