Oriol Junqueras quiere seguir participando de la política catalana. Por ello este miércoles el líder y diputado electo de ERC ha pedido su traslado a una cárcel catalana y un permiso para poder asistir a los plenos de constitución del Parlament y de investidura. La petición de Junqueras llega después de que el Tribunal Supremo haya rechazados los dos intentos del exvicepresident para salir de prisión.

En un escrito, al que ha tenido acceso este diario, el letrado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, pide al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que deje al líder de ERC salir de prisión para participar en la sesión constitutiva del Parlament del próximo 17 de enero y en la primera sesión de investidura del día 31.

Alega Ven den Eynde que la presencia de Junqueras en ambas sesiones resulta “insustituible”, ya que del voto del exvicepresident depende la mayoría independentista. De los 70 diputados electos independentistas, tres están en prisión y cinco en Bruselas, lo que podría dejar la mayoría en 62 diputados (seis por debajo de los 68 que marca la mayoría absoluta).

“El voto del diputado Oriol Junqueras resulta indelegable y afectaría a la dinámica de mayorías parlamentarias, por lo que su función en el plenario no puede ser sustituida”, añade el escrito presentado ante el juez Llarena este miércoles.

Junqueras también pide el traslado a una cárcel catalana (el centro de Brians-1, el más próximo a su domicilio) para poder “desarrollar su actividad política” y estar cerca de su esposa e hijos menores de edad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.