En un momento en el que JxCat, ERC y la CUP están pendientes de los próximos pasos que pueda marcar Carles Puigdemont, el líder de los republicanos, Oriol Junqueras, ha dado un paso al frente y ha reclamado mediante una carta desde la prisión de Estremera un “proyecto inclusivo e integrador” para ampliar la base independentista. Por ello asegura que “cada paso que nos desconecta de la centralidad es un paso atrás”, que sería más que evidente “si se impide la formación de Govern”. “Si eso no lo entendemos, si no superamos este impasse, habremos convertido la victoria del 21-D en un regalo al 155”, afirma Junqueras. De este modo, ERC descarta unas nuevas elecciones.

En este sentido, ha exigido “tejer complicidades, superando la política de bloques”, un mensaje dirigido a la vez tanto a JxCat y Puigdemont como a los comunes. Junqueras considera que tan solo se puede avanzar para la consecución de la república catalana respetando la pluralidad de la ciudadanía catalana. Así, pide paciencia, realizar una “estrategia de suma”, pues a su parecer “gesticular, jugar a corto plazo, el ruido vacío y hacer brindis” son actos “estériles” y “contraproducentes”. Unas gesticulaciones que pasarían por evitar recuperar escenarios, como el de la candidatura de Puigdemont a la presidencia de la Generalitat.

Según Pere Aragonès

ERC, “dispuesta a jugárselo todo”

Marta Vilalta, portavoz de ERC, se ha encargado de leer la carta del presidente de ERC, fechada el 13 de abril, en el acto que se ha celebrado en las Cotxeres de Sants de Barcelona. ERC ha transformado este año su tradicional Festa de la República anual por una jornada reivindicativa. Con Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva y Dolors Bassa en prisión, y Marta Rovira, Meritxell Serret y Toni Comín pendientes de si son extraditados a España, los republicanos consideran que no es momento de celebraciones. Así, la formación ha pasado de conmemorar la proclamación de la república el 14 de abril de 1931 por parte de Lluís Companys y la fundación un mes antes del partido, a exigir este años la libertad de los presos y reclamar los derechos civiles y políticos, que Esquerra considera en regresión en España. “Estamos aquí, pero no de fiesta”, ha afirmado el presidente del Parlament, Roger Torrent, este mediodía en el acto de ERC en las Cotxeres de Sants (Barcelona). La misiva de Junqueras no ha sido la única sorpresa: Rovira se ha dirigido a los asistentes mediante un vídeo en el que ha recriminado al Estado la situación de los presos y de los desplazados.

A lo dicho por Junqueras, Joan Tardà, portavoz de ERC en el Congreso, ha respondido con un “amén a todo”. También el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el adjunto a la presidencia de Esquerra, Pere Aragonès, han apuntado en la misma dirección que el líder de los republicanos y ha afirmado que su partido está “dispuesto a jugárselo todo” para implementar la república catalana y obtener “la libertad”, pero ha rechazado gesticulaciones al asegurar que esta libertad no de debe durar “unas horas o unos días”, sino que debe ser la libertad definitiva. A su vez, Aragonès ha señalado que el 21 de diciembre las fuerzas independentistas consiguieron una “victoria titánica” y ha urgido a “expulsar al 155” con la formación del Govern.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.