La tranquilidad nórdica más rosa se ha visto de nuevo quebrantada los últimos días por una nueva inquilina en la Casa Real del país que ha sido acogida a bombo y platillo por los medios de comunicación locales- y también de fuera de las fronteras- que ya tienen una inesperada protagonista a la que alumbrar con sus focos. Se trata de la nueva novia de Marius Borg, la modelo Juliane Snekkestad, que ha irrumpido con fuerza en una corte que ya arrastraba algún que otro escándalo en el pasado.

El hijo mayor de la princesa Mette-Marit ha elegido como nueva compañera sentimental a esta joven nacida en la ciudad de Tønsberg y que, además de su carrera profesional como modelo, se está erigiendo como una reputada influencer, especialmente en su cuenta de Instagram donde ya acumula más de 51.000 seguidores. Y desde que se ha dado a conocer su relación con Marius la cosa va a más.

‘Playboy’ la etiqueta que pesa

Pero si algo está generando especial interés público en el pasado de Snekkestad es su experiencia como modelo fotográfica para la conocida y recientemente desaparecida revista Playboy , para la que su imagen con melena rubia, ojos azules y labios carnosos resultó un atractivo para una marca que la convirtió en una de sus reputadas chicas, con recurrentes reportajes fotográficos que, estos días, se están recuperando en las redes sociales.

Lo que por parte de la opinión pública noruega es calificado como un escandaloso pasado, también ha sido bien acogido por unos ciudadanos que reconocen en la pareja aires de modernidad para una Casa Real. Y es que sus inicios no son muy distintos de cualquier historia de amor que se preste: Marius y Juliane fueron amigos durante años, aunque no fue hasta mediados del 2017- con la ruptura del joven con su anterior pareja Linn Helena– cuando surgió la chispa que ahora reluce en sus vidas. ¿Casualidad o causalidad? Hay opiniones para todo.

Marius Borg es hijo de Mette-Marit y de su primer novio, Moren Borg, y hermano mayor de la princesa heredera Ingrid Alexandra de Noruega y del príncipe Sverre Magnus de Noruega. El amor del joven por la modelo es tan grande que lo ha dejado todo por ella: la carrera de Económicas en California, sus estudios de moda en Milán y, según algunos rumores, también su anterior pareja Linn Helena.

Una modelo que no se esconde en Instagram

Por su parte, Juliane Snekkestad, parece tener claro que quiere potenciar su carrera como modelo y su cuenta de Instagram no esconde este deseo. La modelo utiliza esta red social para dejar pistas ostensibles de su relación con Marius compartiendo imágenes tomadas en Skaugum, residencia oficial de Mette-Marit y Haakon, aunque tampoco tiene problema en compartir sugerentes fotografías suyas presumiendo de físico, en una red social en la que también muestra el contacto de su representante.

La modelo nacida en Noruega emigró muy joven a Londres donde continuó con su carrera y trabaja para la agencia Neus Models, aunque su presencia en pasarelas es muy residual. Sus fotografías en su cuenta de Instagram, donde Marius Borg aparecía de espaldas, empezaron a dar pistas sobre su noviazgo puesto que muchas de ellas están tomadas en la residencia oficial, algo que no pasó inadvertido para curiosos y medios del país escandinavo. Cuando intentó borrar el rastro ya era demasiado tarde.

La Casa Real se pronuncia

Los medios del país aseguran que la “bomba sentimental” no ha sentado muy bien a la familia real noruega, especialmente por la exposición mediática a la que se ha visto sometido Borg en los últimos días a raíz de la relación con la explosiva modelo. El asunto se ha acabado haciendo tan grande que desde Skaugum se vieron obligados a emitir un comunicado en el que describían a Juliane como una joven “inteligente y trabajadora”, y criticaban titulares como “Novio con una modelo ‘Playboy’” que consideran una “violación” de la vida privada de ambos.

“Marius Borg Høiby ha expresado en varias ocasiones que no quiere que los medios cubran su vida privada y agradece que la mayor parte de la prensa noruega lo haya respetado”, culminaba el anuncio oficial que se dio a conocer a principios de este mes de abril, cuando la relación ya estaba en la mayoría de tertulias públicas y privadas.

Los escándalos de Mette-Maritt

La princesa Mette-Marit, que según comunicó hace unos meses la Casa Real de Noruega sufre el llamado ‘Síndrome de los cristales’, tampoco tuvo unos inicios sencillos en su vida de palacio convirtiéndose, en cierto modo, en una princesa por sorpresa. Y es que Marit ya tenía un hijo- el propio Marius, fruto de su relación con Morten Borg, quien estuvo en la cárcel por un delito de tráfico de drogas. Por si fuera poco, la ahora princesa participó en el programa Lysthuset– algo así como ‘La casa del placer- donde buscaba pareja embarazada de su primogénito.

También consta en su currículum consumo de estupefacientes. De hecho, en uno de sus viajes en la India fue detenida y deportada por ello cuando apareció desmayada en la puerta del Consulado de Noruega que hay en Calcuta. Y hay más. En su experiencia vital también consta una deportación en Australia donde participaba de un programa de intercambio de estudiantes. El príncipe Haakon obvió estas ‘cicatrices’ y, considerándola el amor de su vida, se fue a vivir con ella antes de la boda, lo que también provocó una escándalo en la Casa Real del país nórdico.

Londres es desde el pasado diciembre, según el medio Se Og Hor, el centro de atención del que para muchos es ya el heredero de los escándalos de su madre, un Marius Borg, que parece enamoradísimo de la modelo Juliane Snekkestad y con quien ha empezado una aventura en la capital británica, por ahora lejos del ajetreo institucional y mediático que rodea la corte de su país. A los 18 años el joven Marius ya era un ‘sex symbol’ que practicaba esquí acuático y al que le encantaba tocar el piano con Haakon. Actividades que, como asistir a conciertos de unos de sus deejays preferidos, Kygo, ahora deberá hacer con máxima cautela si no quiere ver como su privacidad sale volando por los aires. Aunque hacerlo por amor siempre parece una buena causa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.