Jueces y fiscales de toda España se han hartado de que no se les haga caso en sus reivindicaciones, y se han unido este jueves para visualizar su enfado con el trato que dispensa el Gobierno a la administración de justicia, exigiendo medidas para “reforzar la independencia judicial” y de modernización los juzgados. Profesionales de la judicatura de numerosas ciudades se han adherido al texto reivindicativo y a los parones y concentraciones simbólicas convocadas por las cuatro asociaciones judiciales.

Los togados exigen la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de forma que 12 de sus veinte vocales sean elegidos directamente por los magistrados para garantizar su independencia respecto al poder político, así como la creación de 300 plazas de jueces y fiscales al año en España.

Otras de sus reivindicaciones son la recuperación salarial de jueces, magistrados y fiscales hacia los niveles de 2010, la convocatoria de la Mesa de Retribuciones, que lleva siete años sin reunirse, un proceso de digitalización de los juzgados y la fijación de cargas de trabajo razonables a efectos de salud laboral.

Reivindicación

Exigen que sean los jueces los que elijan a 12 de los 20 vocales del Consejo General del Poder Judicial y piden un proceso de digitalización de las administración

La protesta de hoy es la primera de un calendario organizado por las asociaciones de jueces. A partir de ahora habrá paros parciales todos los jueves. El próximo 14 de abril, está prevista una gran manifestación en Madrid. Si no se obtiene respuesta, los jueces españoles irán a una huelga el 22 de mayo.

En Barcelona, cerca de 200 profesionales de la judicatura se han reunido en la Ciutat de la Justicia de L’Hospitalet de Llobregat para exigir más medios y la despolitización de sus órganos de gobierno, en un acto que excepcionalmente se ha celebrado a puerta cerrada para evitar protestas de carácter independentista que puedan empañar su reivindicación y causar incidentes.

Jueces y fiscales se han concentrado hoy en la sede general de juzgados para reclamar al Ministerio que impulse las iniciativas políticas y legislativas necesarias para mejorar el estado de la Justicia Jueces y fiscales se han concentrado hoy en la sede general de juzgados para reclamar al Ministerio que impulse las iniciativas políticas y legislativas necesarias para mejorar el estado de la Justicia (Emilio Naranjo / EFE)

Las juezas decanas de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat, Mercè Caso y Lidia Ureña, y la fiscal provincial de Barcelona, Concepción Talón, han sido las encargadas de leer el manifiesto -apoyado por las cuatro asociaciones judiciales y las tres de fiscales- ante un público integrado por unos 200 jueces y fiscales, además de los medios de comunicación, que habían sido convocados al acto.

“Queremos que la gente tenga la administración de justicia que se merece”, ha proclamado Mercè Caso, que ha exigido que se dote al sector de los medios materiales y personales necesarios y de una “organización que gestione racionalmente los recursos”.

Excepción

En Barcelona, la protesta se ha hecho a puerta cerrada para evitar protestas de carácter independentista

Por su parte, Talón ha destacado que el acto de hoy no se limita a una reivindicación de las asociaciones judiciales, sino que en ella jueces y fiscales están unidos por su “voluntad de prestar servicio a la sociedad”. La fiscal provincial de Barcelona se ha lamentado de las “insuficientes condiciones” en que se ven obligados a trabajar los profesionales de la judicatura, unas carencias que a menudo se suplen con un “coste personal elevado”, y ha afirmado que la sociedad debe saber cómo trabajan, pese a la “discreción” que siempre caracteriza a este sector.

En Madrid, magistrados y fiscales de la Audiencia Provincial han secundado de forma simbólica el paro. Ha sido Celso Rodríguez, magistrado de la Sección 23, el encargado de dar lectura del manifiesto acordado en la convocatoria. Durante el parón de su actividad, cerca de 76 miembros de la Judicatura adscritos a esta sede judicial se han sumado a la protesta para visibilizar su malestar ante la actual situación de la Administración de Justicia española. Algunos de ellos han hecho receso en los juicios que se estaban celebrando para poder asistir al acto simbólico a las puertas de las dependencias judiciales de la calle Santiago de Compostela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.