El expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha estado declarando durante dos horas y media ante el Tribunal Supremo este jueves. En el turno del interrogatorio de los fiscales, ha dicho que no cree en la vía unilateral para conseguir la independencia, según informan fuentes jurídicas a eldiario.es.

Sànchez ha asegurado que él nunca hizo llamamientos a la violencia y que la asociación que presidía ha trabajado siempre por el civismo en las movilizaciones. Según ha declarado hoy, en las protestas se produjeron actos “vandálicos”, pero no violentos. 

El expresidente de la ANC se ha negado a contestar a la acusación popular que ejerce Vox. Al fiscal también le ha reconocido que desde febrero de 2015 se siguió una “hoja de ruta” para el proces en la que participó la organización que él presidía, ANC, junto a Omnium y los partidos políticos. 

Sànchez declara hoy ante el juez Pablo Llanera junto con el exconseller de Interior, Joaquim Forn, y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. La jornada de comparecencias se prevé larga y, en sus declaraciones, los tres intentarán desmontar las acusaciones de la Fiscalía y la Guardia Civil y poder salir de la cárcel. Su entorno admite que lo tienen difícil.

Tanto Forn como Cuixart y Sánchez son parte esencial de la  cúpula independentista que, según Llarena, se conjuró para lograr la independencia incluso mediante la violencia . En el caso de Forn, por estar al frente de los Mossos d’Esquadra como conseller de Interior y, por lo tanto, ser el último responsable de la supuesta inacción de la policía catalana los días 20 de septiembre en la manifestación frente a Economía y el 1-O.

Por su parte, los líderes de la ANC y de Òmnium están considerados por las acusaciones como los encargados de promover manifestaciones para lograr la independencia por la vía de los hechos consumados. Ambos insistirán este jueves en que el día 20 de septiembre pidieron respeto a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado y que ellos mismos desconvocaron la protesta.

Cuixart y Sánchez están en prisión desde el pasado 16 de octubre por orden de la magistrada Carmen Lamela. Cabe recordar, además, que declararán ante el Supremo sin que el Constitucional   se haya pronunciado ni siquiera sobre la admisión del recurso de amparo contra su encarcelamiento que presentaron el pasado 22 de noviembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.