“Arrimadas, Iceta y Albiol son los tontos útiles de Rajoy”. Con estas palabras, incluidas en un mensaje de voz grabado desde la cárcel de Soto del Real, ha estrenado Jordi Sánchez su participación en un mitin de Junts per Catalunya. El exlíder de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y número dos de la lista de Puigdemont ha dirigido a los asistentes del acto central de la candidatura en el pabellón de la Vall d’Hebron de Barcelona un mensaje de menos de tres minutos.

En línea con el discurso que proyecta la candidatura, que enmarca las elecciones del 21D como un duelo entre Rajoy o Puigdemont, Sánchez ha identificado al presidente del Gobierno como el “único adversario” de Junts per Catalunya, dejando al margen al resto de partidos. “La única victoria que Rajoy no podrá esconder ni manipular es la victoria del president Puigdemont”, ha afirmado, tras reclamar al jefe del Ejecutivo central que “debe sacar sus sucias manos” de la Generalitat.

Sánchez, en prisión desde el pasado 16 de octubre, ha tildado a Inés Arrimadas, Miquel Iceta y Xavier García Albiol como “los tontos útiles de Rajoy que le han pagado la fiesta del 155”, y ha equiparado la elección de la papeleta de Junts per Catalunya con “el voto de la dignidad”.

El mensaje de voz de Sánchez ha sido la parte más aplaudida del acto y ha llegado el día después de que el Supremo le haya negado la posibilidad de salir de la cárcel para hacer campaña ante la posibilidad de que convocara “tumultos” si los resultados del 21D no eran favorables a los independentistas.

Sánchez no ha hecho referencia al último auto del juez Pablo Llarena, y ha remarcado que su actividad política, tanto en la ANC como ahora que es candidato, se ha basado en “trabajar incansablemente y pacíficamente” para la independencia y la justicia social.

“Que Puigdemont gane es la única posibilidad para que el president pueda volver”, ha añadido Sánchez, después de que el expresident vinculara su regreso a Catalunya –será detenido a su llegada– a lograr la investidura. La vuelta de Puigdemont y la “restitución” del Govern destituido por el 155 son las dos grandes (y casi únicas) bazas de JxCat en esta campaña, que encara la recta final sin que la lista de Puigdemont logre consumar el ‘sorpasso’ a ERC en el bloque independentista.

Puigdemont pide no votar “en clave de partido”

En su discurso, grabado en vídeo desde Bélgica, Puigdemont ha seguido evitando el duelo directo con ERC sobre quién debe ocupar la presidencia de la Generalitat. Los republicanos insisten en que Junqueras está más cerca de la presidencia que Puigdemont porque se podría revisar su prisión incondicional tras el 21D, mientras que el expresident sería detenido y encarcelado de inmediata una vez pisase suelo catalán.

Con todo, Puigdemont, sin hacer referencia explícita a ERC, ha pedido no votar “en clave de partido”, ya que hacerlo, a su juicio, 2nos desvía de lo que está en juego el 21D”. Para Puigdemont, dentro de seis días los catalanes tendrán que decidir “si queremos un estado independiente o una autonomía derrotada, vencida y resignada”.

Puigdemont y el resto de exconsellers en Bruselas han tenido una presencia constante en los actos de JxCat a través de vídeos grabados o videoconferencias, pero la participación de los candidatos en prisión no se ha producido hasta este viernes. En el mitin también se ha emitido un vídeo en el que la mujer del conseller cesado de Interior Joaquim Forn, número 7 de JxCat, ha leído un mensaje de su marido, que le ha transmitido en una de sus visitas a la cárcel de Estremera, donde permanece encerrado desde el 2 de noviembre.

Forn ha asegurado tener la “conciencia tranquila por haber hecho aquello a lo que nos habíamos comprometido” y se ha mostrado convencido de que una victoria electoral de su lista será “la mejor respuesta” al artículo 155 de la Constitución, al “inmovilismo” y a la “desproporcionada represión” en Catalunya, cuya fuerza es “la paz y el diálogo”.

Deja un comentario