Javier Godó, conde de Godó, recibió este miércoles de manos del presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, la insignia olímpica como premio y homenaje a su larga trayectoria de apoyo al deporte español. En un acto muy emotivo que tuvo lugar en la sede madrileña del COE.

Javier Godó subrayó que “el deporte podría ayudar mucho en estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo en España. Y podríamos lograr que España fuera mucho más plural y Catalunya más abierta”. En sus palabras de bienvenida a la institución que preside, Alejandro Blanco destacó que “en actos como este lo que imperan son los sentimientos, más allá de las palabras. La Vanguardia forma uno de los grupos de comunicación más importantes que existen y la comunicación es algo fundamental en la sociedad porque es lo que permite el entendimiento, el progreso conjunto y el bienestar de todos. Y la comunicación está perfectamente ensamblada con el deporte”.

El Conde de Godó, un referente

”En 1953 tu padre creo el trofeo Godó de tenis”, prosiguió Alejandro Blanco en sus palabras a Javier Godó. “Hablar de algo que permanece más de 50 años significa que ese sueño tenía unos principios y un ADN sólido. Que la sociedad lo ha aceptado. Hoy el Conde de Godó es un torneo consolidado, referente en España y en un mundo global. Es un gran evento social con gran repercusión mediática. Cada vez que he estado allí he visto que los tenistas están todos encantados. Tú has conseguido unir el pasado con el presente. Y gracias a eso construir un mundo y un futuro mejor a través del deporte. Para que el deporte se pueda expandir necesitamos a personas como tú y tu grupo de trabajo”.

”Yo espero que tengas esta insignia con la misma ilusión con que te la entregamos y cada vez que la mires recuerda siempre la valoración superpositiva que tenemos para ti y toda tu obra”, terminó el presidente del COE.

El recuerdo de su padre

Javier Godó, en sus palabras de agradecimiento, recordó a su padre “un apasionado del deporte, que hasta muy poco antes de morir jugaba al golf. Inventar un torneo de tenis en 1953 requirió muchísimo esfuerzo, pero al final se fue consolidando y conseguimos que vinieran jugadores internacionales, como Borg y Willander. También hemos tenido a los mejores españoles, como Santana, Orantes o Gimeno, entre otros. Y ahora a Rafa Nadal, que lo ha ganado diez veces y es como de la familia”.

En el acto de entrega de la insignia estuvieron presentes Marisa Falcó, esposa de Javier de Godó, y sus dos hijos, Carlos y Ana. También asistó el director de “La Vanguardia”, Marius Carol; el de “Mundo Deportivo”, Santi Nolla, así como entre otras personalidades dos tenistas legendarios: Manuel Orantes y José Luis Arilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.