Jaume Barberà (Mollet del Vallès, 1955) dice de sí mismo que es un “freelance de los comuns”. Después de una trayectoria de más de tres décadas como periodista es conocido sobre todo por su programa de entrevistas en TV3 ‘Singulars’. Ahora cierra en penúltimo lugar la lista de Catalunya en Comú por Barcelona. “Para mi es una cuestión ética o cívica”, explica su presencia en las listas. Barberà, un independentista que ha sido crítico con la recta final del ‘procés’ y, sobre todo, con la DUI, expresa sin embargo sin ambages su temor a una victoria de Ciutadans para la cohesión nacional de Catalunya.

Es usted uno de los independentistas que se ha pronunciado más críticamente contra la unilateralidad. ¿Por qué?

Me puedo equivocar, pero creo que el día 27 de septiembre del 2015 el independentismo no ganó. En aquel momento JxSí y la CUP se conjuraron para seguir adelante. Patada y pelota para adelante. Pero esos resultados no avalan la unilateralidad de ninguna forma, se pongan como se pongan, tienen una mayoría parlamentaria pero no una mayoría de la población. Todo eso lleva a la declaración unilateral del 27 de octubre. Cuando los dirigentes optaron por la unilateralidad, de forma irresponsable, escondieron a la población las consecuencias que conlleva. Y hoy tenemos lo que tenemos, un desastre. 

Ahora mismo el independentismo parece querer perseverar en el camino recorrido, mientras sus contrarios parecen querer darles una lección. Pero lo que es más probable que pase es el eterno empate catalán. ¿Como se desempata entre estas dos opciones?

Hay que diferenciar y tener muy claro quien nos quiere asimilar. Hay quien nos considera tierra conquistada pero que no nos han podido asimilar, que son el PP y sobre todo Ciutadans. Ellos no quieren ofrecer nada porque, entre otras cosas, quieren solucionar la asignatura pendiente del nacionalismo español: hacerte desaparecer.

Arrimadas puede ganar las elecciones de Catalunya.

Sí, y lo que hará si gana será dividir Catalunya por la lengua. Destrozará la obra que se ha hecho en Catalunya que es la de la inmersión lingüística, en la que la izquierda ha participado hasta el tuétano. Sin esa izquierda el catalán hoy no sería quien es. Y esto por cierto muchas veces no se reconoce por según qué nacionalismo catalán, pero es así.

Jaume Barberà, periodista. 84 a la llista de Catalunya en Comú pel 21D

Jaume Barberà, en un momento de la entrevista © SANDRA LÁZARO

La inmersión fue, de hecho, una conquista del PSUC.

La actual Catalunya no se entendería sin los del PSUC y los del PSC. Yo me he partido la cara en las redes sociales defendiendo al PSC o a Iniciativa, porque hay un independentismo que considera enemigo a todo aquel que discrepa. Te vienen con eso de la independencia inclusiva. ¿Qué independencia inclusiva ni qué cuentos? Es excluyente. Cuando se ataca así a la gente que no está de acuerdo contigo, excluyes. 

Una parte de aquellos votantes se han ido a Ciutadans. ¿Cómo lo explica?

Si hacemos un análisis del aumento de voto a Ciutadans y en relación al ‘procés’, ¿encontraremos correlación o no? En el momento en el que se opta por la independencia unilateral hay toda una gente que se siente amenazada, y se van a los partidos que piensan que los defenderán mejor. Esta es la relación.

Hay en muchos sectores de orden una cierta vuelta a la idea tan catalana del pacto. Un pacto con el estado, grandes consensos sobre valores de mínimos. ¿Hay un cierto retorno a los valores del pujolismo?

Es que no tenemos alternativa. Hemos de ser honestos, yo lo intento. Si queremos ir por la vía unilateral hasta las últimas consecuencias hemos de explicar a la ciudadanía qué significa, porque no se ha explicado. Ellos mismos lo han reconocido. Por la vía del conflicto, no puedes ir con un 50% escaso, necesitas un 80% y además dispuesto a todo. Porque por la vía del enfrentamiento con un 50 o 51% no tendrás solo un enfrentamiento con España, tendrás un enfrentamiento civil. Por tanto, solo te queda el camino de establecer alianzas con las fuerzas políticas a nivel estatal que tengan denominadores comunes y te permitan, primero recuperar el autogobierno, y después ampliarlo.

Pese a que la crisis constitucional abierta en Catalunya ha sido importante, España ha dado muestras de total inflexibilidad, de no pensar ceder. ¿Por qué está reacción?

España hará lo imposible por que Catalunya nunca pueda irse por una cuestión de subsistencia. Catalunya es un 20% del PIB, no son los vascos, no es cualquier cosa. Si Catalunya se va cae todo el andamiaje. En España hay 17 comunidades autónomas, y 13 viven de la solidaridad de 4. A veces nos pensamos que todo esto en Madrid lo hacen por patriotismo. No, no. Es el mantenimiento de un statu quo, de unos privilegios. España, ya lo decía Azaña, hay una casta que ha ocupado el Estado en detrimento de todos los pueblos de España. El PP defiende los intereses de esta casta… y el PSOE también. Si una parte del país se va, cae todo.

Un periodista que va a una lista electoral, aunque un lugar simbólico, ¿se lo había imaginado? ¿Por qué ha dado el paso?

Yo no tengo ahora un programa en la televisión, ni voy en puestos de salida de la lista. Lo he hecho porque veía que no era suficiente con exteriorizar mi posición contra la DUI o contra lo que había pasado el 27 de septiembre en artículos o comentarios en la radio. Para mi es una cuestión ética o cívica. Estoy porque pienso que los Comuns son los únicos que ofrecen una alternativa, difícil pero no imposible, y también es el reconocimiento efectivo de la izquierda catalana que nos ha llevado a tener un país cohesionado. Ya no lo está pero lo estaba.

Jaume Barberà, periodista. 84 a la llista de Catalunya en Comú pel 21D

El periodista se muestra crítico con los independentistas, pero también carga duramente contra Ciutadans y PP © SANDRA LÁZARO

Estas debían ser las grandes elecciones de los comunes, por su puesto de puente y la sensación de final de etapa. Pero las encuestas no dicen eso. ¿Por qué cree que sucede?

Lo tenemos difícil, es verdad. Por una parte, a mi me dicen que a los comuns las encuestas nunca nos han tratado bien. Pero pero por el otro, es que la gente está muy polarizada. Yo a veces pongo cosas en las redes, en Facebook por ejemplo, que son hechos, y la gente los discute, no se lo cree. Dices que [los miembros del Govern] no tenían un plan B, y la gente no se lo cree. La gente que está con el ‘procés’, con ERC, con la CUP y JxCat, será muy difícil que dejen de estar con ellos, es igual que piensen que se les ha engañado o manipulado.

¿Pero cree que Catalunya en Comú puede bajar de los 11 escaños de Catalunya Sí que es Pot?

Aquí no tenemos mucha tradición de acertar los sondeos. Creo que los comuns estaremos en una horquilla entre 7 y 15. Y creo que al PSC le irá mejor de lo que dicen las encuestas. Si no comenten errores gordos, como lo del otro día hizo Iceta de bailar. Eso no lo puede hacer, Iceta. Tiene derecho, pero estas elecciones no son normales, hay gente en la cárcel y gente que no puede venir a hacer campaña, que lo haga Albiol. Y después, por el otro lado, habrá que seguir con atención a la pelea entre ERC y JxCat.

En su programa Singulars dedicaron varios programas al 15M y sus derivados. Visto desde ahora, ¿qué cree que le dio mas miedo a eso que se llama “burguesía catalana” o clases acomodadas, el 15-M o el procés?

Bueno, hay mucho acomodado en el ‘procés’, ¿eh? Y muy poco en el 15M. Pero sería un error decir que el ‘procés’ es cosa de ricos, porque no es cierto, es de clase media. En el 15M había mucho más componente de clases obreras. El ‘procés’ no ha entrado, por entendernos, en Nou Barris, o no ha entrado como necesitaba haber entrado. De aquí los discursos de ampliar las bases sociales. Yo no estoy de acuerdo con esto, las políticas sociales hay que hacerlas por justicia.

La salida de empresas, con todo el componente simbólico que tienen, ¿son una herramienta de presión política o responden a un miedo real?

Yo conozco gente que ha tenido miedo real. Sí sí, y tanto. Ahora, déjame decirte que todos estos que ahora han corrido a marchar, quizás podrían haberlo dicho antes. Aquí prácticamente ha parecido que solo había la versión de un bando, que declarar la independencia era la cosa más fácil del mundo. Su papel también era haberlo explicado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.