La confluencia entre Izquierda Unida y Podemos sigue en riesgo para concurrir conjuntamente en las elecciones autonómicas del 26 de mayo a la Comunidad de Madrid. Durante la tarde de este miércoles, IU Madrid ha aprobado en asamblea una contraoferta a la propuesta realizada por Podemos, y que rechazaron sus bases, que pasa por una mejora en los puestos de la lista o por demandar “autonomía propia y capacidad de iniciativa independiente” en un hipotético futuro grupo parlamentario.

En el documento de consenso que se ha aprobado en una Asamblea Político y Social, este máximo órgano de decisión de la federación madrileña de IU ha establecido demandar a Podemos una “representatividad de las partes con un peso equilibrado de los diferentes integrantes de la coalición, con un avance de la propuesta actual”.

Podemos había ofrecido a Izquierda Unida Madrid cuatro puestos en la lista: la segunda posición, la sexta, la 12 y la 13. La Comisión Colegiada regional de IU calificó esta propuesta de “insuficiente” y las bases la rechazaron. La formación en Madrid pedirá este jueves a Podemos una plaza más a cambio de la alianza para una candidatura de unidad. Fuentes de IU en la región aseguran que la propuesta son los puestos 2, 6, 9, 11 y 12 de la lista, aunque esta oferta no aparece en la resolución que se votó este miércoles.

El escrito de consenso ha ratificado el proceso de confluencia de Madrid en Pie, en el que la formación se alía con Anticapitalistas y se ha aprobado una nueva propuesta para negociar con Podemos de cara a la confluencia. Decisión que se ha salido adelante con 100 votos a favor (96,15%), 2 abstenciones y 1 voto en contra.

El documento aprobado reclama a Podemos un “acuerdo programático vinculante”, un “sistema de rendición de cuentas, un “reglamento de trabajo en la Asamblea de Madrid y un “protocolo de funcionamiento interno democrático” de la candidatura.

Una de estas cuestiones tiene que ver con qué pasara el día después del 26 de mayo si ambas formaciones se presentan en confluencia. En la propuesta IU especifica que el grupo parlamentario deberá estructurarse “de manera confederal”. Eso quiere decir que cada formación que lo integre gozará “de autonomía propia y capacidad de iniciativa independiente”. “Estas capacidades de autonomía se les reconoce a los actores reconocidos en el acuerdo de coalición, ya sean firmantes o no”, añade la propuesta.

“Cada actor podrá ejercer su autonomía como considere. Sin embargo, para que se puedan tomar decisiones en nombre del grupo parlamentario, será necesario el consenso de los actores que lo integran. De no hallarse consenso no se actuará en nombre del grupo parlamentario, ni se efectuarán declaraciones públicas en su nombre. Esto no supondrá obstrucción para que los actores individual o colectivamente actúen como estimen oportuno”, recoge el escrito.

Otro de los puntos en este sentido es la participación parlamentaria. Según la propuesta de Izquierda Unida, “a Madrid en Pie (IU y Anticapitalistas) le corresponderá una de cada tres preguntas orales al Gobierno” y “las ruedas de prensa acerca de cuestiones parlamentarias serán conjuntas y contarán con un representante de Podemos y uno de Madrid en Pie”.

Además, la propuesta colgada en la página web de IU Madrid establece que las grandes decisiones del espacio “serán tomadas de manera democrática mediante procesos deliberativos en el seno del espacio conjunto”. “Ante debates de crucial importancia como la posible entrada en un gobierno o la participación en la elaboración o aprobación de unos Presupuestos, se pondrá en marcha un proceso deliberativo con la convocatoria de consejos abiertos a la ciudadanía, en los que participen las bases de las organizaciones que se hayan inscrito a un censo común, junto a representantes de movimientos sociales especialmente invitados. El proceso finalizará con la votación de una o varias propuestas que hayan obtenido un respaldo significativo”.

La reunión en la que participaron más de 130 personas terminó pasadas las diez y media de la noche. En este encuentro se presentaron dos documentos, uno a favor del acuerdo y otro en contra, que fueron debatidos durante más de cuatro horas para llegar al texto de consenso.

Podemos e IU Madrid se reunirán este jueves para un último intento de confluencia. El viernes, apenas 24 horas después, finaliza el plazo para que las formaciones que quieran presentarse en confluencia en las elecciones municipales y autonómicas se registren ante la Junta Electoral.




Source link

Deja un comentario